Viajar y conocer otras culturas también es probar sus platos más tradicionales y curiosos, incluyendo aquellos que no entran dentro de nuestra cultura gastronómica.

Pero aunque ésta sea la regla, llegado el momento, cuando tienes el plato frente a tus ojos y puedes oler su aroma, no todo el mundo tiene el estomago preparado para comer esos “exóticos manjares” de tierras lejanas.

¿Y tú? ¿Tienes el estomago de hierro? Apostamos a que no eres capaz de comerte ninguno de estos 10 manjares repugnantes y peligrosos de la gastronomía mundial.

La delicia asiática: Los huevos milenarios.

comidas asquerosas 1

comidas asquerosas 2

Esta exquisitez gastronómica típica de Asía suele servirse como aperitivo o en ocasiones especiales, su aroma recuerda al del queso fuerte y la textura es gelatinosa.

Se elabora mediante la preservación de un huevo de pato en cal viva, arcilla, cenizas y diversos minerales, durante varias semanas o meses. Con el paso del tiempo la yema se vuelve de color marrón con tonos verdosos. Si quieres conocer todos los detalles de este “manjar” pincha aquí.

El fruto prohibido: El seso vegetal.

comidas asquerosas 3

La Blighia Sápida también llamado ”seso vegetal”, es un fruto procedente de África que sin embargo es mundialmente conocido por ser la fruta nacional de Jamaica.

Si el seso vegetal es ingerido antes de estar maduro, es altamente tóxico debido a sus altos niveles de hipoglicina. Su consumo antes de tiempo puede provocar un envenenamiento agudo que se conoce como la “enfermedad del vómito jamaicano” y puede producir desde vómitos y convulsiones, hasta el coma y la muerte.

La exquisitez islandesa: el Hákarl.

comidas asquerosas 4

El Hákarl es una comida típica de Islandia, hecha a base de carne de tiburón peregrino fermentado durante más de dos meses.

Es importante señalar que el tiburón no posee riñones y por ello concentra todo el ácido úrico en sus músculos siendo tóxico. Gracias al proceso de curación, el ácido desaparece pero la carne continua impregnada de un olor muy fuerte que recuerda al amoniaco. Sencillamente delicioso, ¿verdad?

El sabroso queso italiano: Casu Marzu.

comidas asquerosas 5

Puede que su nombre suene algo sofisticado y elegante pero la realidad es que, este queso típico de Cerdeña, es asqueroso y está infestado por larvas de mosca vivas.

gusanos-queso

Las larvas son introducidas deliberadamente en el queso por los fabricantes, para producir una mayor fermentación y la rotura de los ácidos grasos.

Cuando el queso ha alcanzado su nivel optimo de curación, las larvas se han convertido en gusanos de hasta 8 milímetros de largo, capaces de saltar 15 centímetros, por lo que se recomienda que el comensal se cubra los ojos para evitar que un gusano caiga en ellos.

La venta de casu marzu está prohibida en Italia, pero se puede encontrar en el mercado negro de Cerdeña.

El banquete beduino: el camello relleno.

comidas asquerosas

La receta de camello relleno parece un chiste malo, ya que sus ingredientes incluyen un camello entero, un cordero entero y 20 gallinas. La leyenda dice que la forma correcta de preparación es la de rellenar un camello con un cordero, el cordero con gallinas y las gallinas rellenas con huevos y arroz. La suma total de este monstruo de carne es puesta a la parrilla durante varias horas hasta que está asado y listo para ser servido. Es un plato tan gigantesco que el libro Guinness de los récords lo considera la receta más grande del mundo.

El pulpo coreano: Sannakji.

comidas asquerosas 6

El pulpo es uno de mis platos preferidos pero no sé si sería capaz de comerme esta receta coreana de nakji (un pulpo pequeño) cortado en trocitos y habitualmente condimentado con sésamo y aceite de sésamo.

No suena tan mal ¿no?, ¡Ah! Qué se me olvido mencionar que el pulpo se sirve vivo y todavía se retuerce cuando se ingiere. Sus tentáculos y ventosas siguen activos cuando es tragado y puede causar la asfixia si no se tiene cuidado para que no se adhieran a la boca o la garganta.

Aunque se recomienda que se ingiera en trozos pequeños y se mastique bien, los aficionados a este plato prefieren no masticarlo completamente para sentir como los trozos se retuercen en la boca por lo que no es extraño que se reporte algún caso de asfixia al año.

El manjar de Namibia: La rana toro africana.

comidas asquerosas 7

Muchos aventureros llegan a Namibia para comer la preciada carne de la rana toro, a pesar de que su piel y sus entrañas contienen todo tipo de sustancias tóxicas para el ser humano.

Los lugareños suelen tranquilizar a los turistas argumentando que la toxicidad de la rana desaparece tras el apareamiento y el tercer día de lluvia. Yo, por si acaso preferiría no comerla, no sólo por salud, sino porque esta especie está amenazada debido al consumo humano.

El bombón relleno vietnamita: El balut.

Balut

El balut (o Hột vịt lộn en vietnamita) es un huevo de pato o gallina ya fertilizado y que, con su embrión en el interior, ha sido cocido de igual forma que un huevo normal. Este plato está considerado una delicia en Filipinas, China, Camboya y Vietnam.

Se tiene la creencia popular de que el balut es un potente afrodisiaco y es fácil comprarlo en muchos puestos callejeros. Se suele servir acompañado de una consumición alcohólica como una cerveza.

El estofado escocés: el haggis.

haggis_recipe

De primero carne especiada con puré de nabo y patatas, suena bien ¿verdad?, el problema viene cuando preguntas qué es. El Haggis es un plato estofado de carne hecho con la casquería del cordero. Los pulmones, el hígado, los riñones y el corazón se trocean, condimentan e introducen dentro del estómago del animal donde es hervido durante varias horas. Es un plato con un sabor muy intenso.

El plato estrella japonés: el Fugu.

Captura de pantalla 2014-12-05 a las 10.34.03

El pez globo, también conocido como Fugu, es uno de los platos más célebres de la cocina japonesa, probablemente porque es increíblemente tóxico y puede matar.

Ciertas partes del pez globo, especialmente sus entrañas, poseen tetrodotoxina, una sustancia más venenosa que el cianuro. Su preparación está controlada por las autoridades sanitarias en Japón, y solamente puede ser preparado por chefs especializados que saben como retirar de forma limpia los órganos internos de este animal.

El hígado es venenoso pero también está considerado la parte más sabrosa del pez, ya que en pequeñas cantidades el veneno da una sensación de cosquilleo y ligero ardor en la lengua. Sin embargo la concentración de toxinas en el hígado puede variar y aunque el consumo del hígado está prohibido, los amantes del fugu shushi no dudan en disfrutar de una sabrosa cena y de la adrenalina que produce la posibilidad de una muerte inminente.

Fuente: Batanga y Taringa.

Publicado en Miscelánea