consejos para cumplir los propositos de año nuevo

Ya estamos a finales de diciembre y, cómo es normal en estas fechas, empezamos a hacer balance de todo lo que hemos pasado durante los 12 meses del año. Metas, objetivos y deseos que habremos cumplido o no. En este momento nos damos cuenta de que, al igual que años anteriores, teníamos un montón de proyectos que al final se quedaron sin empezar. No os preocupéis, es algo que nos pasa a todos.

Pero pronto estaremos en enero y es el momento ideal y la fecha señalada en el calendario por antonomasia, para poner el marcador a cero y reiniciar los propósitos para el año entrante. No os desesperéis, este año va a ser diferente, porque tenemos de nuestra parte a la ciencia y eso son palabras mayores.

Richard Winseman, psicólogo de origen británico, llevó a cabo un estudio en 2007 sobre este tipo de comportamiento tan común en todos los mortales. 3.000 personas fueron estudiadas y de todas ellas, apenas el 12% llevaron a buen término sus proposiciones. Analizando los resultados de ese 12% exitoso llegó a unas conclusiones que se resumen en los 10 puntos que os vamos a contar a continuación:

1- Limita el número de propósitos. Son más fácil cumplir si solo pretendes cambiar una cosa en lugar de diez

2- Piensa bien los objetivos y reflexiona sobre ellos y si es posible llegar a cumplirlos.

3- Prueba con nuevas metas. Es mejor no retomar viejos fracasos y centrarse en ideas nuevas.

4- No sigas modas. Cumple algo que realmente quieres cumplir, no solo porque este de moda.

5- Plantea el objetivo como una carrera con diversas etapas. Si divides el objetivo en diferentes partes y con plazos concretos te será más sencillo realizarlo.

6- Hazlo público. Comunícaselo a tus amigos, familiares, etc. Puede parecer una tontería pero el hecho de que todo el mundo lo sepa hace que te esfuerces más, aunque solo sea por el miedo al fracaso.

7- ¿En qué mejorará tu vida si lo consigues? pregúntate esto y haz una lista con los beneficios.

8- Siempre que cumplas uno de los objetivos que te acerquen a la meta final, concédete una pequeña recompensa

9- Deja constancia de tus progresos. Un diario, notas, gráficas, etc… el mantener un seguimiento constante de tus progresos hace que la meta sea firme y no disminuyan tus expectativas de lograrlo.

10- La más importante de todas NO TE RINDAS. Si alguna vez caes en un viejo hábito, tómalo como un simple contratiempo temporal, pero nunca permitas que se convierta en una constante.

Sabios consejos a los que siempre hay que añadirle una pizca de voluntad y ganas.

Fuente: Richard Wiseman via Cerebro digital

Publicado en Salud