Algunas personas adoran las mañanas, mientras que otras afirman ser como los vampiros. No importa a qué grupo pertenezcas, ya que puedes implementar un montón de cosas para mejorar tu rutina.

La próxima vez que te despiertes, prueba alguno de estos 10 consejos. La mayoría solo te llevará unos minutos, y además te ayudarán a sentirte preparado, relajado y a punto para afrontar el día que está por venir:

Da un paseo rápido

Salir y exponerse a la luz natural le vendrá de perlas a tu cuerpo para restablecer tu ritmo cardíaco para el día que está por venir, dándole un impulso extra de energía, de acuerdo con la Fundación Nacional del Sueño.

Además, existen un montón de evidencias que demuestran que caminar habitualmente nos mantiene saludables. Un estudio realizado aproximadamente a 72.000 mujeres determinó que caminar 3 horas a la semana puede reducir el riesgo de padecer un ataque cardíaco y/o un accidente cerebrovascular en un 35 %.

Haz tu cama

No se necesita hacer un entrenamiento exhaustivo para sentirse realizado por las mañanas. Es más, el galardonado autor WIlliam McRaven sugiere algo mucho más simple: hacer la cama.

No se trata simplemente de estirar la sábana y cubrir las almohadas“, contaba McRaven en una entrevista. “Se trata de hacer que tu cama esté perfecta y de sentirse orgulloso con la pequeña tarea que acabamos de hacer. Eso creo que da tono al resto del día. No te llevará más de unos minutos y, sin embargo, obtendrás sentido de logro“, matizó.  

Bebe agua

Perdemos fluidos simplemente cuando respiramos y sudamos -dos cosas que suceden mientras dormimos-. Esta pérdida de líquidos puede llevar a la deshidratación, lo que puede hacernos sentir mareados, débiles y, en los casos más graves, confundidos. Y esta no es forma de comenzar nuestro día.

Bebiendo un vaso de agua grande por la mañana, estaremos asegurando que nuestro cuerpo se mantenga hidratado y la mente permanezca aguda y despierta. Además, bebiendo la cantidad necesaria, podremos obtener un gran número de ventajas más.

Leer un libro

Flickr / Vadim Timoshkin

Algunas investigaciones sugieren que la lectura puede reducir el estrés y aumentar la empatía, cualidades fundamentales para las interacciones con amigos, familiares y compañeros de trabajo durante todo el día.

Aparte de la ciencia, es agradable comenzar el día con una actividad tranquila y silenciosa, antes de enfrentarnos al torrente de correos electrónicos y otros problemas de trabajo. Y, por si te sirve de algo, algunas de las mentes más brillantes y exitosas han confesado poseer hábitos de lectura voraces. De hecho, en alguna ocasión Bill Gates ha confesado que se lee cerca de un libro por semana.

Escribe 3 cosas buenas

Este ejercicio es simple: una vez al día, párate un momento a escribir 3 cosas que te salieron bien en esa jornada y explica por qué salieron bien.

Solo te llevará 10 minutos y puede tener un gran impacto. El psicólogo que desarrolló este ejercicio encontró que, en solo una semana, este método puede reducir los síntomas de la depresión y aumentar la felicidad durante los próximos 6 meses.

Algunas personas realizan el ejercicio por la noche, pero se puede realizar por las mañanas con un café, como una manera de reflexionar sobre el día anterior.

Toma algo de cafeína

Unsplash

Sí, ya sabemos que la cafeína nos ayuda a mantenernos despiertos o, si eres un adicto a ella, sabes que la necesitas para mantener un funcionamiento básico habitual. ¿Pero sabías que sus efectos se extienden a lo largo del día?

Además de reportarnos un gran número de beneficios saludables, recuerda no exceder los 400 miligramos de cafeína al día

Realiza alguna tarea que puedas estar temiendo realizar durante el resto del día

No hay ciencia alguna tras este punto, pero está comprobado. Imagínate tener que ponerse a limpiar, fregar o doblar una montaña de ropa, después de un duro día de trabajo. Déjate el escenario preparado para relajarte durante los últimos momentos del día.

 Limpia tu mente

Puede que muchas modas que dicen que fomentan la salud no estén respaldadas por la ciencia, pero se ha demostrado que la meditación posee beneficios reales y abundantes. La ciencia ha descubierto que la meditación puede mejorar el enfoque, reducir los sentimientos de ansiedad, fomentar el sueño y disminuir la presión arterial. Los meditadores regulares también se fatigan menos y enferman con menos frecuencia. ¿Qué más necesitas saber? 

Fija tus metas para el día

En lugar de revisar tu horario, el psicólogo Travis Bradberry recomienda crear una lista super específica de metas que desees lograr. Además de fijarla, anota cómo vas a hacerlo y cuánto tiempo va a llevarte.

Cuando planeas tu día lo más cuidadosamente posible, tus probabilidades de lograr tus metas se disparan“, escribía Bradberry en su LinkedIn.

Pero asegúrate de que tus objetivos sean realistas. De lo contrario, cuando no los completes, solo conseguirás sentirte abatido. Además, trata de cumplir los objetivos más difíciles al principio del día.

Cuando completas las tareas más difíciles primero, conseguirás una dosis de energía positiva extra y una sensación de logro para el resto del día“, matiza.

Habla con las personas que más quieres

Esa buena sensación obtenida tras hablar con un ser querido no solo es una forma estupenda de comenzar el día, sino que además es increíblemente bueno para nuestro cuerpo.

De hecho, la ciencia determina que la interacción social es crucial para nuestro bienestar. Las personas con más conexiones sociales viven más tiempo que las que están más aisladas. Además, la gente más solitaria es más propensa a tener niveles elevados de estrés.

Pasa unos minutos hablando con esa persona tan especial, o llama a algún familiar o amigo que no viva contigo, merecerá la pena.

Imagen de portada: elrincondelapoetisaenamorada

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
http://www.thisisinsider.com/things-to-do-in-the-morning-to-make-your-day-better-2017-9