10 extrañas costumbres -y algunas no especialmente agradables- de los antiguos egipcios

Enlace patrocinado
por Joaquin Martin de Consuegra
el 28/11/2016 en Arqueología y paleontología

Cuando pensamos en los antiguos egipcios lo primero que nos viene a la cabeza son pirámides, faraones, desierto, Cleopatra y gatos, muchos gatos. Estos podrían ser, a grandes rasgos, los elementos más significativos de esta fabulosa civilización.

Una escritura realmente llamativa, una arquitectura adelantada a su época y los cientos de mitos y leyendas que giran en torno a esta civilización y sus dioses han servido para inspirar decenas de películas, novelas y videojuegos.

Pero no todas las costumbres egipcias eran igual de glamurosas y atractivas. De hecho existen unas cuantas tradiciones que no son tan famosas, y no nos extraña. Os presentamos las 10 prácticas o curiosidades más raras y desconocidas de los antiguos egipcios.

Solo los pobres tenían pelo

En el Antiguo Egipto los piojos eran un problema bastante serio. Una gran parte de la población tenía estos incómodos invitados en sus cabezas. La forma más sencilla de librarse de estos molestos parasitos era rapándose la cabeza y así empezaron a hacerlo.

Pero a la nobleza le gustaba lucir una hermosa cabellera por lo que las pelucas era la solución ideal. Estos accesorios de belleza eran caros y su mantenimiento también era bastante elevado. Se confeccionaban, en su mayoría, con pelo humano, por lo que muchos pobres se dejaban el pelo largo para luego cortarlo e intentar venderlo como material para pelucas.

Los anticonceptivos era un poco raros

Los métodos anticonceptivos que utilizaban los egipcios eran bastante extraños. Uno de los más famosos era el de embadurnar la vagina con estiércol de cocodrilo. Otro de los métodos consistía en mezclar miel con semillas de acacia e introducir la mezcla dentro de la vagina. En el caso de los hombres, los tratamientos pasaban por sumergir el miembro en resina o zumo de cebolla antes del coito.

Pruebas de fertilidad o de embarazo

La medicina egipcia era bastante adelantada para su época. Esto no quita que también tuvieran bastantes costumbres que nos parecerían ridículas hoy en día. Para determinar si una mujer podía concebir hijos preparaban una mezcla de pulpa de sandía, fruto del sicomoro y leche materna que daban a beber a la elegida. Si vomitaba es que era capaz de tener hijos, si por el contrario solo tenía gases, no lo era.

Otra prueba para saber si una mujer estaba embarazada o no, consistía en introducirle una cebolla o un diente de ajo en la vagina. Si a la mañana siguiente a la mujer le olía la boca a cebolla o ajo no estaba embaraza, si no le olía, estaba encinta.

Las mujeres hermosas tardaban varios días en ser enterradas

Las momias son uno de los elementos más famosos de el Antiguo Egipto. Cuando un hombre perteneciente a la realeza moría, era embalsamado y enterrado rápidamente. Pero esto no sucedía con las mujeres especialmente hermosas de la realeza.

Se dejaba pasar varios días hasta que el embalsamador hacía su trabajo. El motivo era el de esperar a que se descompusiesen y oliesen mal para evitar que el taxidermista practicara sexo con el cadáver. Lo peor es que esta costumbre existía porque se habían dado muchos casos.

Faraones obesos

costumbres extranas de los antiguos egipcios 6

Fuente: img19.rajce

La imagen que tenemos de los faraones egipcios es de personas delgadas, esbeltas e incluso musculadas. Sin embargo, muchas de las momias encontradas en las tumbas indican que esto no era del todo así. Algunas antiguas escrituras nos cuentan cómo los faraones se atiborraban de carne, pasteles y vino.

Muchas de las momias encontradas tenía obstrucciones en las arterias debido a la obesidad. De hecho, ya en el año 1.500 a. C., los egipcios habían escrito diversos tratados médicos sobre los peligros de la obesidad.

Los proctólogos eran llamados “pastores del ano”

Relief in Temple of Seti I, Abydos, Egypt

Fuente: Fishki

Como ya hemos mencionado, la medicina en el Antiguo Egipto era una disciplina muy avanzada. Al igual que en la actualidad, los egipcios tenían diferentes especialistas para cada parte del cuerpo. Existían dentistas, ópticos, y, por supuesto, proctólogos. Estos últimos eran llamado “pastores del ano” y se dedicaban principalmente a la elaboración de enemas. Con los atracones que se pegaban los faraones, los servicios de estos pastores eran requeridos muy asiduamente.

Los hombre también tenían “menstruación”

costumbres extranas de los antiguos egipcios 8

Fuente: wikimedia

O eso era más bien lo que pensaban. En realidad estaban enfermos de esquistosomiasis, una enfermedad causada por parasitos tropicales y que provoca, entre otros síntomas, el sangrado por el pene. Hoy en día hay casi 200 millones de personas que la sufren y al año mueren entre 20.000 y 200.000 infectados.

Pero en el Antiguo Egipto la esquistosomiasis era tan común que la gente creía que sangrar por el pene era tan natural como cuando las mujeres sangraban por la regla. De hecho, pensaban incluso que si un hombre sangraba, su cuerpo ya estaba preparado para ser padre.

Maquillaje por motivos de salud

La utilización del maquillaje en Egipto era muy popular independientemente de la clase social. Esto era porque sus componentes, a menudo, tenían efectos positivos para la salud. Muchos de los maquillajes aumentaban la cantidad de oxido nítrico en el cuerpo, lo que beneficiaba al sistema inmunológico. Además, el maquillaje también protege de los rayos solares, lo cual es bueno para la piel.

Les encantaba ir desnudos

La desnudez y la sexualidad era vista desde una perspectiva muy diferente a la actual en esta civilización. Las ropas cortas y vestidos casi trasparentes eran la norma general en su día a día. Todo esto respondía a las necesidades tanto de clima como de vida diaria.

En las clases sociales más bajas no era de extrañar que realizasen sus labores casi totalmente desnudos. Los nobles, por otro lado, solían vestir con prendas extremadamente cortas y finas. Tanto es así, que la mayoría de los vestidos eran casi trasparentes.

La importancia de las sandalias en Egipto

costumbres extranas de los antiguos egipcios 11

Fuente: aucegypt

Las sandalias era un elemento importantisimo en su cultura. En realidad este calzado solo se utilizaba en ocasiones especiales, caminando el resto del tiempo descalzos. El hombre común solía llevarlas en las manos mientras caminaba y solía calzarlas al llegar a su destino.

Los faraones y gente de la nobleza hicieron de la fabricación de este calzado todo un arte. Llevaban siempre a un empleado que era el encargado de transportar sus sandalias cuando iban a cualquier evento, y colocárselas al llegar al lugar.

Fuente: Fishki, vellisimo, elceluloideavogadro, noticiasdelaciencia, rainvare, artículo por La Voz del Muro

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más