En nuestro afán por haceros la vida mucho más cómoda y sencilla, hoy os traemos una remesa de trucos que, sin duda, te vendrán genial este verano. Toma nota y manos a la obra:

Cortar fácilmente los helados de hielo

Inevitablemente, los helados vienen de la mano con el calor. Sin embargo, una de las cosas que más me sacan de quicio es que los de hielo siempre vienen llenos hasta el borde, teniendo que cortarlos para comerlos. Sin embargo, podemos evitarlo haciendo esto:

trucos_1

Antes de congelarlos, cuélgalos de la repisa del congelador con pinzas. Así, el líquido a congelar quedará todo abajo, pudiéndolos cortar con mucha facilidad.

trucos_2

Pelar mazorcas de maíz de la forma más inteligente

Riquísimas, pero un verdadero engorro a la hora de pelarlas. Lo más fácil es ponerlas en el centro de un recipiente e ir cortando, lado por lado, con el cuchillo.
trucos_3

De este modo, el maíz quedará dentro del recipiente y estará listo directamente para comer.
trucos_4

Helados con tarrina de galleta

Una gordura como un templo, pero irresistibles al mismo tiempo. Además, quedan genial para servir como postre en alguna comida o cena especial. Para prepararlos, lo primero que tienes que hacer es masa de galleta con pepitas de chocolate y estirarla sobre un papel de horno con un rodillo.

Captura de pantalla 2016-07-12 a las 14.29.53

Después, en el reverso de un molde para hacer magdalenas, pon un poco de masa de galletas en la base tal que así.
trucos_5

Una vez lo tengas, coloca otra capa de masa de galletas por encima, cubriendo la capa anterior, haciendo forma de cuenco. Después refrigera durante un rato para que la masa asiente y, una vez esté fría, mete el molde en el horno durante unos 20 minutos a 180ºC. Es conveniente que las vigiles para que no se quemen.

trucos_6

Cuando lo tengas, desmonta los moldes con mucho cuidado.

trucos_7

Pon los cuencos de galletas en un plato y añádeles una bola de tu helado favorito -como sugerencia, el de stracciatella está de muerte-.

trucos_8

Después, decóralos con unos cuantos siropes y ponles una guinda encima. ¡No has probado cosa igual de rica!

trucos_9

Una nevera para dentro de la piscina

¿Qué es un verano sin un refrescante baño en la piscina? Lo malo es que las bebidas que sacamos para acompañar el baño no duran frías demasiado tiempo, hasta ahora. Con una caja de plástico, unos churros acuáticos y un trozo de cordel, tendremos una nevera de piscina en un santiamén. Primero corta el churro en cuatro partes, uno por cada lado de la caja, midiéndolos previamente.
trucos_10

Después une con un cordel los churros de agua, pasándolo por el agujero. Acto seguido, haz un nudo resistente y verás que acabas de fabricar un flotador para tu caja.

trucos_11

Ahora solo tienes que llenarla de hielo y bebidas. A partir de ahora no volverás a saber lo que es pasar sed en la piscina.

trucos_12

Helados naturales de sandía

La sandía es el postre por excelencia del verano y, por ello, vamos a enseñar como comértelo como si fuera un helado. Lo primero que tienes que hacer es cortar la sandía por la mitad y pelar una de las partes.
trucos_13

Cuando hayas quitado toda la cáscara, córtala en cuadrados.

trucos_14

Acto seguido cúbrela con un bol y dale la vuelta, con cuidado de no perder ninguno de los trozos en el camino.

trucos_15

Pincha unos cuantos palos de polos en el centro de cada uno de los cuadrados y ya tendrás una de las versiones más sanas y refrescantes de helados que existen. A los niños les encantará.

trucos_16

Ten siempre agua fría en la nevera

Con el calor, lo que más apetece beber es agua fresca. Para evitar beber agua caliente, este truco es infalible. Llena una botella de plástico pequeña hasta algo menos de la mitad.
trucos_17

Después métela tumbada en el congelador. Resérvala hasta esa ocasión en la que no haya nada de agua fresca.

trucos_18

Cuando eso pase, saca la botella del congelador y llénala de agua. En un par de minutos estarás disfrutando de un trago de agua helada.

trucos_19

Cubre tus conexiones eléctricas exteriores para evitar peligros

Este truco te vendrá genial en los días de verano en los que una tormenta hace acto de presencia imprevistamente. También si tienes la piscina cerca a la conexión entre varias alargaderas. Lo único que vas a necesitar es un tupperware de plástico con tapa.
trucos_20

Con unas tijeras corta los extremos por los que pasarán los cables y listo. Coloca los enchufes dentro del tupperware y pon la tapa. Ahora ni tú ni tus hijos correréis peligro de electrocutaros.

trucos_21

Evita que tus helados chorreen por todas partes

Ese mágico momento en el que te dispones a darle una dentellada a tu helado favorito, cuando descubres que ha empezado a gotear por el pico del cono de galleta. ¿Familiar verdad? Bien, al menos cuando hagas tus propios helados en casa, esto no volverá a suceder. Para ello, antes de echar el helado dentro del cono, corta una nube por la mitad y métela en el cono. Esta hará de tapón.
trucos_22

Además, puedes echarle tranquilamente un chorreón de sirope de chocolate antes de poner el helado, pues ahora no se te caerá todo por debajo.

trucos_23

Coloca la bola de helado que más te guste y disfruta de tu capricho veraniego sin mancharte.

trucos_24

Fabrica un columpio para el patio de tu casa en un abrir y cerrar de ojos

¿Qué es el patio de una casa donde hay niños sin un columpio? Pues lo mismo que una pizza sin tomate. Bien, antes que nada, veamos qué vais a necesitar: taladro, rotulador, tijeras, lija, mosquetón, cuerda y una pieza de madera redonda para el asiento.

trucos_25

Primero, lija los bordes de la pieza de madera para dejar su superficie completamente lisa.

trucos_26

Después, con un rotulador, señala el centro de la madera.

trucos_27

Posteriormente haz un agujero con ayuda del taladro.

trucos_28

Haz un nudo resistente de escalada en uno de los extremos de la cuerda y ponle el mosquetón.

trucos_29

Después, pasa la cuerda y el mosquetón por una viga de madera resistente o la rama de un árbol, siempre que sea capaz de aguantar el peso de un adulto sin ningún problema.

trucos_30

Utiliza el mosquetón para agarrar la cuerda por el otro lado.

trucos_31

Pasa el otro extremo por el agujero del columpio.

trucos_32

Haz varios nudos con fuerza.

trucos_33

¡Listo! Ahora tus hijos tendrán un nuevo sitio en la casa para divertirse.

trucos_34

Descúbrelos todos en el siguiente vídeo:

Vía: HouseholdHacker

Publicado en Hogar