Aprovechando el revuelo que generaron los viajes LowCost desde Buenos Aires a Barcelona, les dejo a continuación 10 lugares a los que no pueden dejar de ir si visitan esta hermosa ciudad.

  • Playa de la Barceloneta: Es la playa más popular de Barcelona y se encuentra en pleno centro turístico. Es ideal para leer un libro, conversar, tomar sol, o solo estar en silencio para apreciar la majestuosa vista que nos regala el Mediterráneo.

  • Barrio Gótico: Es una de las zonas más antiguas y pintorescas de esta ciudad. Es ideal para perderte en las angostas callecitas que la delimitan y disfrutar de la historia y las tradiciones catalanas. En el entramado de este barrio encontrarás bares de diferentes estilos donde vas a poder deleitar los tantos tragos que ofrecen mientras entablas una conversación con las personas que los atienden. No dejes de pasar por la catedral de Barcelona porque es realmente imponente.

  • La boquería: Es el mercado

    por excelencia

    elegido por residentes y turistas y como no podía ser de otra manera está situado en La Rambla. Podrás encontrar desde comidas típicas hasta batidos exquisitos, además de deleitarte con los olores y colores que este espacio te regalará. Si bien cada puesto es un mundo nuevo, te recomiendo que lo recorras por completo, ya que muchas veces tenés los mismos productos al fondo y son más económicos.

  • Sagrada Familia: Como la mayoría de los edificios llamativos que se encuentran en Barcelona, esta basílica fue en un segundo tramo diseñada y construida por Gaudí, y es la expresión edilicia de la fe cristiana. Todavía se encuentra en construcción, y está planeado terminarla en 2026. En su interior fue pensada para representar la naturaleza a través del ingreso de la luz del sol por sus vitrales de colores, y realmente el efecto que se logra es sensacional. Gaudí era fanático de la naturaleza y los animales, y es por ello que podés estar horas admirando los detalles que hacen alusión a esto ya que se encuentran por todas partes. Recomendación: sacar la entrada por Internet para evitar interminables colas.

  • Park

    Güell: Es una de las principales obras maestras del arquitecto catalán Antonio Gaudí, y debe su nombre al empresario Eusebi

    Güell . En un principio fue pensado como un lugar residencial, pero luego fue mutando hasta convertirse en este llamativo parque con construcciones alocadas. Lo que lo vuelve tan singular a la vista es que la mayoría de los materiales que se usaron para darle vida y color a las edificaciones son pedazos de cerámicas. Está situado en la parte más alta de Barcelona y abrió sus puertas al público en 1926. Desde el parque podés apreciar la ciudad entera y una vista inolvidable del mar Mediterráneo. Recomendación: sacar la entrada por Internet para evitar interminables colas.

  • Sitges: Es un pueblo situado en las afueras de Barcelona. Este hermoso lugar posee un micro clima el cual permite disfrutar de las actividades al aire libre durante todo el año. No dejes de recorrer su playa y disfrutar de los platos típicos que ofrece.

  • Casa Batló: Esta es otra de las obras del catalán, en donde combinó las distintas disciplinas que lo forjaron como artista, para lograr crear el efecto ondulado que todo el mundo puede admirar. Como mencioné anteriormente, el arquitecto era fanático de la naturaleza y los animales y es por ello que en este caso, la parte superior representa el lomo de un animal. Podés observarla por horas y siempre encontrarás algo nuevo con lo cual sorprenderte. Está situada en el corazón de Barcelona cerca de la Pedrera. Recomendación: sacar la entrada por Internet para evitar interminables colas.

  • La Pedrera: Su nombre verdadero es casa Milá y es otro de los distintivos edificios construidos por el inigualable Gaudí. Fue declarado patrimonio mundial de la UNESCO en 1984, y con solo observarlo comprendemos el por qué.  Fue construida con un doble objetivo: ser una residencia familiar y tener habitaciones para alquilar. Recomendación: sacar la entrada por Internet para evitar interminables colas.

  • Laberinto de Horta (En catalán se dice

    Parc del Laberint d’Horta): Es el jardín más antiguo de la ciudad, aunque pocos lo saben a la hora de conocerlo. Cuenta con hermosos paisajes donde podés perderte para disfrutar de la naturaleza.  

  • La rambla: Es el boulevard más icónico de Barcelona. Está lleno de puestos que venden recuerdos, comidas y accesorios. De un extremo podemos encontrar Plaza Cataluña, y del otro el antiguo puerto. 

    Tiene poco más de 1km de largo, que sinceramente por su belleza se hace en un abrir y cerrar de ojos.

Si bien estos son algunos de los lugares que no te podés perder de Barcelona, no dejes de recorrerla porque es realmente una ciudad hermosa por donde la mires. Sus calles pequeñas y medievales, sus pochoclos y paellas frente al Mediterráneo, las decoraciones de los bares, las cervezas, los paisajes, las tapas. 

Allí se respira un aire de felicidad incomparable, y los catalanes siempre están predispuestos para ayudarte a disfrutar de esta maravillosa ciudad que no podés dejar de visitar si vas a Europa.

Daniela Peña.

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
www.google.com.ar
https://www.conocerbarcelona.com/parque-guell
http://www.visitsitges.com/es/
https://www.lapedrera.com/es/un-espacio-modernista
https://www.conocerbarcelona.com/barrio-gotico-barcelona
http://www.boqueria.info/mercat-benvinguts.php
http://www.sagradafamilia.org/es/estructura-y-forma/