Tras saltar perezosamente de la cama, extiende sus extremidades y bosteza dramáticamente. Después, le vemos doblar la esquina del dormitorio, probablemente en dirección a tu sofá favorito para afilar sus uñas. No, no me refiero a un compañero de piso con hábitos un tanto extraños, sino a los gatos.

Aunque cariñosos y entrañables, en realidad los gatos pueden causar verdaderos estragos en casa cuando se aburren. Si estáis preocupados por el bienestar de vuestros muebles y paredes, es posible que deseéis tomar nota de las siguientes ideas, las cuales estoy convencido de que, además de mantener al gato entretenido, conseguirán salvaguardar la integridad de vuestras cosas:

Caja de sorpresas

Haz tres agujeros redondos a la tapa de un tupperware, que sean lo suficientemente grandes para que el gato pueda introducir sus patitas y eliminando los bordes afilados después. Después llénala de varios juguetes y algo de comida a modo de premio. Esto mantendrá entretenido a tu amigo peludo durante horas.

El gusano de la diversión

Los compartimentos colgantes de IKEA como este, ya sea colgado o en el suelo, son ideales para los gatos, pues verán en ellos un rincón acogedor donde meterse.

Tablero rascador

Pega un trozo de alfombra o moqueta a un tablero de madera y cuélgalo de alguna pared y tu gato tendrá el sitio perfecto donde arañar.

Poste de arañar en un pispás

Para ello, lo único que necesitarás son unos metros de cuerda de pita o esparto para enrollarla en la pata de una de las mesas o escritorios de tu casa. Tu peludo amigo agradecerá un nuevo rascador.

Estación de auto-caricias

Para este proyecto necesitaréis un tablero de madera, el cual deberéis forrar con un trozo de tela robusta o moqueta que fijaréis con la ayuda de una pistola de grapas. Después necesitarás una o varios rodillos de cerdas para hacer el arco de cerdas, los cuales pordéis fijar con pegamento termofusible.

Hamaca gatuna

Los gatos también deben tener su rincón de descanso. ¿Y qué mejor manera de proporcionárselo que con esta fabulosa hamaca? Tan solo necesitarás dos perchas, la hamaca realizada con ganchillo (o cortando una bufanda) y una barra para colgarla donde más te guste.

¡Saca la bola!

Necesitarás una caja de cartón de forma rectangular y una pelota. Haz varios agujeros para que él pueda meter la patita y empujar la pelota hasta la salida. Aquí tienes el tutorial completo.

Cilindros

Lo bueno de este proyecto es que lo podrás hacer tan grande como quieras y forrar con un material -césped artificial, tela, moqueta- acorde con la estética de tu casa. ¡Y lo mejor de todo es que se lo pasarán bomba! Pincha aquí para ver el tutorial completo.

 Auto-rascador

Tan fácil como pegar un par de cepillos para las uñas en una esquina. Cada vez que pase por ella, tu gato te querrá un poco más.

Bloques de juegos

Sin duda alguna, con esta torre escalonada sí que estarán entretenidos durante horas. Aquí puedes ver cómo hacerlo, paso por paso.

Fuentes: iheartcats, diyncrafts, hefty

Publicado en Animales