Buceando en internet nos hemos topado con un post increíble sobre la empatía, a través del blog de Tania García, una madre que se califica a sí misma como experta en Educación Respetuosa y Asesora Familiar.

Y es que buena parte de los problemas del mundo provienen de un denominador común: la falta de empatía. Como seguramente bien sabréis, esta es la capacidad de ponernos en el lugar del otro, comprendiendo sus emociones, sentimientos e ideas. No es tan difícil, ¿verdad? Pues nosotros a veces nos complicamos demasiado.

Así pues, he creído oportuno citar textualmente algunas de las reflexiones de esta madre y educadora, las cuales podrían serviros como inspiración de cara a la buena y correcta educación de vuestros hijos. Todas ellas, tal y como asegura Tania, están basadas en el respeto, la empatía, el amor y la responsabilidad. Veamos algunas de ellas:

  1. No me gusta que me griten: no soporto que me griten, me pone nerviosa y altera mi bienestar. Si alguien me grita, no me siento a gusto e intento estar lo más lejos posible de esta persona.
  2. No me satisface que me juzguen: pues no, no es agradable que me juzguen y más cuando ni siquiera se han parado a pensar porqué hago las cosas de una determinada manera u otra.
  3. Me llena enormemente que me hagan reír: me siento muy bien cuando me hacen reír, me reconforta y me sube el ánimo.
  4. No me complace que me agredan: lógicamente, no me gusta que me peguen, ni lo admito. El que me causen dolor físico va en contra de mi integridad como persona, como ser libre. Es un acto irresponsable e irrespetuoso del agresor. Es imperdonable.
  5. Necesito sentirme comprendida: es muy difícil relacionarse correctamente con alguien ni compaginar con personas que no te comprenden o que no empatizan con tu manera de ver la vida. Siempre es importante rodearse de personas que te entiendan y que respeten tus sentimientos.
  6. Es desalentador que aplasten mis sueños: siento una sensación horrorosa cuando tengo un sueño, una ilusión y alguien viene a aplastarla. Y más me duele si la persona en sí es alguien a quien quiero.
  7. Lo paso mal si las personas a las que quiero no comparten un rato conmigo: si no tienen un ratito para mi, me hace entristecer. Siempre es agradable compartir con quien más quieres y pasar instantes de felicidad en familia.
  8. Me gusta que me escuchen: no es agradable que me digan que sí sin escuchar, yo quiero que me escuchen activamente, que integren lo que les digo y dialoguemos.
  9. Me hace feliz que confíen en mi: me siento muy bien si las personas a las que quiero confían en mi, se sienten seguros conmigo y me tienen en cuenta. Esto hace que yo tenga plena confianza en ellos y que todo sea recíproco.
  10. No soporto que me mientan: la mentira es una de las cosas que menos tolero, si alguien me miente, y la persona me importa, me siento defraudada.

Si quieres seguir leyendo más reflexiones de este tipo, así como otras entradas dedicadas a la familia, los hijos y su educación, no dudes en pasarte por su página web.

Publicado en Familia
Fuentes consultadas:
http://www.edurespeta.com/22reflexiones-de-una-madre-y-educadora-que-te-ayudaran-a-educar-correctamente-a-tus-hijos/