Cuando salimos de vacaciones procuramos organizar hasta el más mínimo detalle para que todo salga a pedir de boca. Queremos relajarnos, divertirnos y evitar las tareas del hogar a toda costa. 

No obstante, las habitaciones de los hoteles a veces carecen de las pequeñas comodidades a las que estamos acostumbrados en casa. Por ello, he aquí 10 consejos geniales que harán de tu futura estancia en un hotel sea más confortable y agradable.

Plancha improvisada

Incluso si planchaste toda tu ropa antes de salir de casa, es probable que algo se haya arrugado en la maleta durante el viaje. Si no disponéis de plancha en la habitación, no os preocupéis. Basta con colgar la prenda detrás de la alcachofa de la ducha y abrir el grifo del agua caliente. El vaho generado hará que las arrugas desaparezcan en 5-10 min.

Oscuridad absoluta

Si tu habitación no cuenta con cortinas dobles para evitar la entrada de luz, siempre puedes utilizar una percha con pinzas para tapar cada una de las rendijas por donde se filtre.

Cargador de batería para el teléfono móvil

Si habéis perdido el cargador o vuestro enchufe no es compatible con los de la habitación, podéis utilizar el cable de conexión USB. Hoy en día, los cables USB pueden conectarse prácticamente a todas las televisiones, por lo que si disponéis de una en la habitación, podéis usarla para cargar vuestros teléfonos.

Cepillos de dientes limpios

Si por casualidades de la vida termináis durmiendo en un hotel con habitaciones de dudosa higiene y no queréis que vuestro cepillo de dientes toque la superficie del lavabo o un sucio vaso, siempre podéis utilizar una pinza para mantenerlo suspendido. De esta manera se mantendrá seco y libre de bacterias.

Un tapón de bañera en un pispás

thekrazycouponlady.com

Si deseáis daros un baño o incluso lavar algo de ropa en la bañera, pero no tenéis un tapón para poder llenarla, este truco os vendrá de perlas. Todo lo que necesitas es un pedazo de film transparente y unas cuantas monedas para tapar el desagüe.

Un cambiador de bebés improvisado

Si viajas con tu pequeño, el cambio de pañales se convierte en una imperiosa necesidad. Para ello podéis utilizar cualquier superficie del dormitorio. Primero límpiala a fondo y extiende una toalla limpia. Más fácil imposible.

Comida rápida

A veces contamos con un presupuesto limitado y no podemos permitirnos el lujo de gastar un dinero extra en bares y restaurantes. Si fuera el caso, no olvidéis viajar con vuestro paquete de pasta y cereales en la maleta. No os preocupéis por el agua caliente, podéis obtenerla de manera gratuita en cualquier restaurante.

Libre de ruidos y luz

Enrolla una toalla y colócala en la base de la puerta, si no podéis dormir debido a la luz o ruidos que puedan filtrarse por debajo.

Deja secar al aire

Si estás de vacaciones en un país cálido, es probable que tengas que tener el aire acondicionado puesto prácticamente todo el día. Ello conllevará a que el aire se vuelva seco y desagradable. Para evitarlo, puedes poner una toalla húmeda frente al aparato que hará el papel perfecto de humidificador.

Mesa infantil improvisada

Si viajáis con varios niños y decidís cenar en la habitación, siempre podéis utilizar una tabla de planchar como mesa. De este modo, los niños podrán comer mientras disfrutan de sus dibujos animados favoritos.

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
https://fabiosa.com/it/lbmkt-3300-10-trucchi-per-coloro-che-soggiornano-in-un-hotel/