Con todos los métodos, herramientas y filosofías que tenemos a nuestra disposición para educar a nuestros hijos, puede que penséis que criar a un niño actualmente es más complicado que nunca. Nada más lejos de la realidad.

Aunque es cierto que la paternidad puede llegar a ser abrumadora en un determinado momento, los avances en medicina y tecnología siguen poniéndonoslo mucho más fácil que en décadas pasadas. Para demostrarlo, hoy queríamos mostraros algunos criterios, métodos y técnicas de crianza que se utilizaban en el pasado, a cada cual más cuestionable:

Entrenamiento para ir al baño a partir de los dos meses

Durante los siglos XIX y XX, se pensaba que el control de los intestinos podía evitar infecciones diarreicas. Por tanto, aquellos padres fueron instruidos para que sus hijos comenzaran su entrenamiento lo antes posible.

Limpiar a los recién nacidos con aceite

En lugar de productos de limpieza como agua y jabón, se decía a lo padres que debían utilizar aceites para lavar a sus bebés.

Dar cerveza a los bebés

El agua estaba severamente contaminada durante la Edad Media, por lo que nadie solía beberla, bebés incluidos.

Aún peor: dar ginebra a los bebés

La contaminación del agua y la leche extendida en Inglaterra durante el siglo XVIII dio lugar a una creciente apreciación de la ginebra. Una vez más, los bebés no quedaron exentos.

Evitar besos, abrazos y tiempo de juego con el bebé

En 1916, el psicólogo y fundador del método conductivo, John B. Watson, sugirió que los bebés nacen como “pizarras en blanco”, sobre la cual la experiencia puede escribir prácticamente cualquier cosa. Por tanto, “lo mejor” era interactuar con ellos lo menos posible.

En realidad, no permanecer en cualquier lugar cerca de ellos

Una forma aún más extrema que la anterior, que evolucionó en el algún momento entre el conductivo y la tendencia de corta duración donde se creía que los hombres estaban más capacitados para criar a un niño. ¿La técnica? Dejar a los bebés solos por completo.

No amamantar al bebé cuando se está enojada

Muchos padres pensaban que, al hacerlo, estaban exponiendo al bebé al cólico del lactante.

Dejar de amamantar a los 9 meses

Los médicos solían creer que la lactancia materna después de 9 meses podría conducir a daños cerebrales y, potencialmente, hacer que la madre sufriera ceguera.

Poner a los bebés en una jaula que cuelgue de la ventana

Con la urbanización masiva de los años 30, los padres buscaban cualquier manera para conseguir que a sus bebés les diera algo de sol y aire fresco. Así fue como se inventó esta jaula para bebés.

Matrimonios concertados

Aunque esta costumbre sigue presente en algunas culturas, en el pasado estaba mucho más extendida. A menudo los bebés eran comprometidos desde que nacían a otras familias, a cambio de la correspondiente dote.

Vía: boredomtherapy, traducción y adaptación por La Voz del Muro.

Publicado en Familia