El microondas es un electrodoméstico de cocina que siempre ha estado rodeado de polémica. Y como pasa con todo lo que se usa de manera indebida, si no se utiliza bien hará que nuestra comida se cocine mal. Pero no nos engañemos, si hervimos mucho tiempo una verdura o freímos de más un filete pasará lo mismo.

Su funcionamiento es el de hacer “vibrar” las partículas de agua de los alimentos, generando calor con su movimiento, por lo que no hay nada “nocivo” en ello. Sus radiaciones, de las que tanto se ha hablado, son no ionizantes, es decir, no perjudican a la salud y por tanto no provoca cáncer. Le podemos poner muchas pegas, como que la comida no sale igual de buena que en una sartén, que se enfría rápido, etc. pero no se pueden argumentar motivos sobre su incidencia en la salud, ya que tampoco alteran los enlaces moleculares de los alimentos.

Como todas las herramientas, nos puede servir para muchas tareas, y el microondas puede convertirse en un útil ayudante de cocina, o del hogar. Te lo explican en este video de House Hold Hacker.

Original: House hold hacker

Publicado en Cocina