El autismo es una condición, un espectro, donde todo es diferente. El cliché (muy cierto) que dice es que “una vez que has conocido a una persona con autismo, has conocido a una persona con autismo” explica a la perfección cómo de diferente puede ser para unos y otros. Este es el caso y la historia de Violet Fenn, una mujer que fue diagnosticada de autismo de forma tardía.

Violet se había pasado toda su juventud sin saber qué le ocurría. Y cuando empezó a entender, escribió este texto (que hemos adaptado) con el que, por distinta que sea, cualquier persona con autismo se va a sentir muy identificada. Para los demás, es una pequeña joya que nos ayudará a entender mejor qué consecuencias tiene este trastorno.

lecciones-autismo

A la gente no le gusta que les digas la verdad

Cuando eres un niño, la gente deja que digas lo que piensas por ser precisamente un niño. Pero cuando somos adultos no funciona igual. La gente que te rodea, en realidad, no quiere escuchar la verdad. Consideran que es una descortesía tener una boca sin filtros.

Mientras que pienso que no se puede ser grosero si se dice la verdad, resulta que sí que hay que endulzarlo. Dorar la píldora.

Fuera de la vista, fuera de la mente

Esto me ha causado bastantes problemas a lo largo de los años, sobre todo entre mis amistades. Tiene que ver con mi mente. No puedes estar dentro de mis pensamientos ni de mi cabeza, que organizo en cajas. Así, una vez que he archivado un tema en una de mis cajas mentales, lo aparco. No necesito volver a pensar en eso.

Empezar con una cosa y acabar en otra

Uno de los principales problemas del autismo es que se suele entender todo literalmente. A menudo me ha pasado que, por interpretar las cosas de forma diferente a las demás personas, he acabado hablando de otro tema sin saber cómo salir de ello. Si estoy hablando con alguien que entiende el autismo, puedo parar, preguntar qué está sucediendo y pedir empezar de nuevo. Pero no siempre es así…

lecciones-autismo13

Mucha gente dice que lo entiende, pero en realidad no

La conciencia sobre el autismo no es lo mismo que comprender el autismo o aceptarlo. La mayoría de las personas sensatas e inteligentes son perfectamente conscientes del Trastorno del Autismo y de lo que significa. Pero que estén preparados para cambiar su actitud, sentir nuestros problemas o ayudarnos es, en realidad, harina de otro costal.

Ser expresivo o activo confunde a las personas

Demasiadas personas tienen ideas preconcebidas de cómo es un autista. No se imaginan que puede ser alguien como yo, una mujer adulta autónoma que trabaja e interactúa con los demás.
Si alguien te dice que es autista, por favor, créelo. Hay personas autistas en todos los niveles de las capacidades físicas, intelectuales y sociales. Se puede ser autista y estar afectado de maneras muy diferentes.

Es realmente difícil sociabilizar

lecciones-autismo11

Especialmente si la versión del autismo que te afecta hace que entres en “parada” frente a la gente, aunque quieras socializar. O te quedas en casa echando de menos salir, o te arriesgas a estar con gente y esperas no sufrir un ataque de pánico. Es un círculo vicioso para el que no hay una solución sencilla.

Por mucho que quieras una vida normal, a veces es imposible

Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que nunca iba a ser capaz de hacer todo de la misma forma que otras personas. Solía creer que eso era un fracaso. Pero no es así, realmente no lo es.

Pasé muchos años preguntándome qué era lo que sucedía, qué era lo que había en mí que no podía funcionar igual que las otras personas. Con eso viene el odio hacia uno mismo y la frustración. Sin embargo, soy capaz de hacer tantas cosas como quiero, igual o diferente, no importa.

Aprender cómo ser bueno contigo mismo es difícil, pero es también una lección esencial

autismo-07

Aceptando que tendría que hacer las cosas de manera diferente fue como aprendí la pequeña pero esencial lección de ser amable conmigo misma. Soy madre soltera de dos niños, uno de los cuales es autista, y si soy yo quien falla, ellos lo notan. Así que he organizado todo de forma que sea fácil para mí, incluso he contratado una persona para la limpieza del hogar. Hay que tratarse bien para tratar bien a los demás. Cosas así, como la ayuda en casa, se convierten en lujos esenciales que ayudan a mantener en orden la vida con mis hijos.

Quieres detener tu cerebro por unas horas para poder estar en paz

Sería increíble poder detener el ruido que está constantemente en mi cabeza: la preocupación, la planificación o pensar en la elaboración de todo. Incluso si es difícil o por poco tiempo, el cerebro necesita un descanso también. Hay que tratar de conseguir el tiempo suficiente para dormir o para estar en standby, que es igual o más necesario.

A veces piensas en lo maravilloso que sería ser neurotípico

¿Se puede vivir sin planificar? No puedo. Tengo que tener una buena idea de todo lo que viene a continuación. Esto significa que debo evaluar, planificar u organizar todo, a veces incluso en unos pocos minutos. Incluso cuando los diferentes compartimentos de mi cerebro están trabajando para calcular la mejor ruta y la forma más eficaz de evitar cualquier cosa diferente. Es agotador.

Pero sabes que no podrías ser tú si fueras diferente

No puedo no ser autista, por mucho que intente minimizar el impacto de este trastorno en mi vida. No hay cura, por la sencilla razón de que no es una enfermedad, es simplemente una forma de conexión cerebral distinta. Claro que me encantaría estar libre de estrés y de confusión, pero entonces no sería yo misma.

Texto original: Metro | Adaptación por La Voz del Muro

 

Publicado en Salud