Conoce 12 usos alternativos que podrás darle al arroz, además de comértelo. Apuesto a que nunca pensaste que algo que aparentemente puede parecer tan insignificante podría resultarte tan útil. A partir de ahora nunca volverá a faltar arroz en casa:

Madurar la fruta más rápido

Coloca tus piezas de frutas inmaduras en una bolsa con arroz crudo. La maduración del fruto emana gases que se quedan atrapados en el arroz. No lo dejes nunca más de 1 ó 2 días o tu fruta podría pasarse.

Una tacoma improvisada para tus cuchillos

Una alternativa asequible a la típica tacoma de madera. Pon una tapa de cartón, o similar, en la base del recipiente que escojas para no dañar la punta de los cuchillos.

Limpia a la perfección los recipientes más difíciles

Por muy limpios que seamos, hay zonas en ciertos recipientes a las que no podemos llegar. Mezcla agua, jabón y arroz y échalo en el recipiente a limpiar. Después ciérralo, en la medida de lo posible, y agítalo bien fuerte. Esto ayudará a aflojar la suciedad antes del aclarado.

¿Tu teléfono se ha mojado? Sécalo con arroz

Este truco es un clásico, pero verdaderamente funciona. Si tu teléfono se ha mojado, la mejor opción es meterlo en una bolsa con arroz crudo, retirando previamente la batería y la tarjeta SIM. Déjalo durante 24 horas o más y, quizás, tu teléfono vuelva a funcionar.

Medida para hornear

Un truco de repostería fantástico. A veces no sabemos la cantidad de masa que tenemos que hacer para un pastel, pero si pones sobre una masa de hojaldre un papel de horno y lo llenas de arroz sabrás la cantidad de relleno que vas a necesitar.

Ambientadores con arroz

Si deseas añadir un olor sutil a una habitación, echa unas cuantas gotas de aceite esencial, del aroma que más te guste, en un vaso con arroz. Con unas 10 o 20 gotas bastará. Si notas que el olor comienza a debilitarse, remueve el arroz y listo.

Comprueba la temperatura del aceite

Si el arroz se hunde es que el aceite está demasiado frío. Si el aceite ya está bien caliente, empezará a freírse y flotará. Para retirar los granos puedes utilizar una espumadera.

Evita que tus herramientas se oxiden

Guarda tus herramientas dentro de una lata con arroz y evita que el paso del tiempo y la humedad hagan mella en ellas.

Limpiar el molinillo de café

Para los amantes del café que suelen molerlo, este truco os vendrá de perlas. Como sabréis, hay que limpiar el molinillo a menudo, ya que el café es rico en aceites que pueden volverse rancios con el paso del tiempo. Para dejarlo impoluto hasta el último rincón, pon en funcionamiento normal tu molinillo, pero en vez de usar café utiliza arroz. Después cepilla todo con un pincel limpio. Este método también funciona con los molinillos de especias.

Haz tu propia almohadilla de calor

Haz un rectángulo de tela cerrado con arroz dentro, o en su defecto puedes utilizar un calcetín, y mételo en el microondas durante 30 segundos. El arroz se calentará y podrás ponértelo en alguna zona dolorida del cuerpo para aplicar calor.

Juguetes para mascotas

Con un método similar que el anterior, puedes fabricar un juguete para tus amigos peludos. ¡Apuesto a que se lo pasarán en grande!

Hazte con unas maracas en un abrir y cerrar de ojos

Lo único que necesitáis es un huevo de plástico lleno de arroz, dos cucharas de plástico y un poco de cinta adhesiva que podréis decorar como más os guste.

Vía: hefty, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.

Publicado en Hogar