Con la Navidad a la vuelta de la esquina, empezamos a ser conscientes de que pronto tendremos que hacer frente a un montón de cenas y comidas copiosas que, en el mes de enero, se verán reflejadas en la báscula. No obstante, podéis sustituir los platos más calóricos por otros mucho más sanos, y que además os resultarán deliciosos.

Estas 12 recetas, elaboradas con verduras y hortalizas en su mayoría, son perfectas para completar el menú diario tanto para los vegetarianos que nos leéis, como para todos aquellos a los que les gusta comer variado. Pero, sin duda alguna, lo mejor de todo es que son increíblemente fáciles y rápidas de preparar.

Recordad que muchas de estas recetas admiten ciertas modificaciones, por lo que no temáis a la hora de adecuarlas a vuestro gusto. Doce apuestas muy sanas que harán que miréis las verduras con otros ojos:

1. Brócoli cocido al horno con queso

recetas_1
Tan fácil como trocear un brócoli fresco y ponerlo en un molde engrasado previamente con aceite de oliva. Después mételo en el horno precalentado durante 10 o 15 min. Cuando el brócoli esté cocinado, solo tienes que espolvorearle un poco de queso por encima y listo.

2. Judías verdes al estilo asiático

recetas_2
Necesitarás 450 gr. de judías verdes, 2 cucharaditas de aceite de oliva y otra de aceite de sésamo, ajo picado, semillas de sésamo y salsa de soja. Pon una sartén grande a calentar con fuego medio y añádele un poco de aceite de oliva para sofreír el ajo picado. Cocina durante un minuto y después agrega las judías verdes y el aceite de sésamo -una cucharada aprox.-. Rehoga la verdura entre 8 y 10 minutos, hasta que las judías verdes adquieran un matiz brillante. Después añade la salsa de soja y mantén en el fuego durante 5 min. más, revolviendo a menudo. Cuando el plato esté listo, dar el toque final espolvoreando con las semillas de sésamo.

3. Coliflor al horno con salsa de queso

recetas_3
Para la salsa de queso: mezcla 1/3 taza de crema agria, 2 cucharadas de queso azul, 1 cucharada de leche, 2 cucharaditas de mayonesa, sal y pimienta negra. Cubre la salsa y métela en la nevera durante 30 minutos. Mientras tanto, mezcla media taza de agua, 1/4 taza de aceite de oliva, una pizca de sal y jugo de limón en un tazón grande, para añadírselo a la coliflor troceada y preparada en la bandeja del horno. Hornea durante 20-25 minutos y pon la coliflor el los platos. Puedes echar la salsa de queso por encima o servir por separado.

4. Patatas al horno

recetas_4
Mucho más sanas que fritas, las patatas al horno podéis prepararlas tanto con patatas frescas como congeladas, cortadas en tiras, aceite de oliva, sal y pimienta negra. Precalienta el horno a 200ºC y coloca la patatas, previamente bañadas con un chorreón de aceite de oliva y pimienta, en una bandeja. Hornéalas hasta que estén crujientes y después ponles sal al gusto.

5. Tortas de zanahoria con aguacate y salsa de crema

recetas_5
Necesitarás 2 colinabos, 1 zanahoria y una cebolla, todo bien picado. Elimina de la mezcla el exceso de líquido y añadir 1 huevo, sal y pimienta. Después fríe como si fueran buñuelos. Para la salsa, utiliza la mitad de un aguacate, un yogurt, jugo de limón y sal, que deberás batir hasta obtener una consistencia cremosa. Servir por separado o conjuntamente.

6. Calabacín al horno con queso

recetas_6
Toma el calabacín y córtalo longitudinalmente y coloca las tiras en la bandeja del horno untadas con aceite de oliva. Mientras, en un tazón pequeño, mezcla queso rallado, tomillo, orégano, albahaca, ajo en polvo, sal y pimienta al gusto. Vierte esta mezcla sobre el calabacín y hornea durante 15 minutos. Después fríelos en una sartén durante 2-3 minutos hasta que queden crujientes.

7. Salsa griega Tzatziki

recetas_7
Pela 1 pepino, córtalo longitudinalmente deshaciéndote muy bien de las pepitas, trocéalo en daditos pequeños y déjalo escurrir en un colador añadiendo una pizca de sal por encima. Mientras escurren, añadir una pizca de sal. Después saca el pepino del colador y sécalo sobre unas hojas de papel de cocina absorbente. En un bol, mezcla el pepino con 2 cucharadas de aceite de oliva y 250 gr. de yogur griego. Añade 2 dientes de ajo machacados, unas hojas de eneldo -o menta fresca- bien picadas, 2 cucharadas de zumo de limón y una pizca de pimienta blanca. Mézclalo todo muy bien y refrigera durante 20-30 min. Después sírvela con pan de pita caliente o bastoncillos de zanahoria.

8. Mini pizzas de berenjena

recetas_8
Corta una berenjena en rodajas y sazónalas con sal. Espera a que pierdan parte de su líquido. A continuación, hornea las berenjenas durante 25 min. Mientras tanto, fríe unos dientes de ajo y unos tomates troceados con aceite de oliva. Cuando las berenjenas estén casi listas, abre el horno y pon un poco de sofrito sobre cada una de las rodajas y después espolvoréalas con el queso. Vuelve a cerrar el horno para que el queso se dore y en un minuto estarán listas. Pon un poco de orégano y sírvelas.

9. Zanahorias glaseadas

recetas_9
Corta las zanahorias en bastones largos mientras derrites un poco de mantequilla en una sartén grande. Después agrega las zanahorias. Tapa y cocina durante 20 o 30 min a fuego medio. A continuación agrega jarabe de arce o miel líquida y el jugo de un limón exprimido. Asa durante un par de minutos y estará lista.

10. Guiso de guisantes y cebollas en leche

recetas_10
Saliéndonos un poco de la forma tradicional de cocinar los guisantes, coloca una cacerola con leche, clavo y laurel y cocina a fuego lento durante 15 min. En este momento, coloca las cebollas en una cacerola pequeña y cúbrelas con agua. Agrega una cucharadita de mantequilla, sal y azúcar. Cocina a fuego medio, revolviendo ocasionalmente, hasta que el líquido se haya evaporado y las cebollas estén doradas -unos 12 min-. A continuación, añade 2 cucharadas de aceite de oliva, harina, la leche hervida, sal, pimienta, nuez moscada y los guisantes. Cocina revolviendo ocasionalmente, hasta que el líquido se haya evaporado.

11. Gratinado de espinacas, queso feta y patatas

recetas_11
Precalienta el horno a 180°c. Después, calienta dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y agrega las espinacas (algo más de un kg), y condiméntala con sal y pimienta. Cocínala por dos o tres minutos. Pon un poco de mantequilla en una bandeja del horno y coloca la mitad de las patatas -5 o 6 de tamaño medio, lavadas, peladas y cortadas en finas rebanadas- en la bandeja, superponiéndolas un poco. Después vierte las espinacas sobre las patatas y, por encima, el queso feta. Después, coloca el resto de patatas por encima.

En otro recipiente bate 3 huevos, 2 tazas de crema de leche, sal y pimienta. Vierte la mezcla sobre el último piso de patatas. Hornea durante 40 min. o hasta que las patatas estén tiernas. Sigue horneando por 35 a 40 minutos o hasta que las patatas estén gratinadas y espera 15 antes de cortar y servir.

12. Repollo frito con salsa de lima picante

recetas_12
Mezcla el jugo de un limón, aceite de oliva, ajo en polvo, cilantro, sal y azúcar hasta obtener una especie de salsa naranja pálida. Corta el repollo en cuñas y dales un chorreón de aceite de oliva. Cocina cada lado durante 5-7 min en la parrilla. Después vierte la salsa sobre el repollo y servir.

Vía: 4tololo, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.

Publicado en Cocina