Muchas veces nos da pereza ponernos cocinar o comer fruta por el hecho de pelar o cortar los alimentos que vamos a consumir. Pues siento deciros que ya no tenéis ninguna excusa, pues hoy os traemos unos trucos increíbles para cortar y pelar alimentos que cambiarán tu vida por completo.

Si sois amantes de la buena cocina u os dedicáis a ella profesionalmente, quizá ya conociéseis alguno de estos increíbles trucos pero, si no es el caso, creedme cuando os digo que conseguiréis ahorrar mucho tiempo en la cocina, y la pereza que nos produce ponernos manos a la obra desaparecerá por completo. Toma nota porque las cosas podrían no volver a ser las mismas en tu cocina:

Tomates Cherry

recortar_alimentos_1
Pon unos cuantos tomates cherry en un plato boca abajo y aplástalos contra el culo de otro plato. Por lo visto también funciona con las uvas.

Kiwi

recortar_alimentos_2
Se acabó tener que pelar los kiwis. Solo un corte por la mitad y una cucharilla y tu vida será más sencilla.

Mango

recortar_alimentos_3
Perlar el mango puede ser una ardua tarea, pero con un vaso podrás solucionarlo fácilmente.

Sandía

recortar_alimentos_4
¿Cansado de que el jugo de la sandía te chorree por toda la cara?. Haz dos cortes en los extremos de la raja tal y como se puede ver en la imagen y ya podrás comer sandía como un adulto.

Mandarina

recortar_alimentos_5
Corta la piel de los dos extremos de la mandarina con un cuchillo. Haz un corte sobre la piel, tal y como se ve en la figura 3, y abre la fruta. Todos sus gajos quedarán perfectamente colocados para ir comiéndolos uno a uno.

Granada

recortar_alimentos_6
Corta la corona de la granada con un cuchillo. Corta el exterior de la fruta siguiendo los pliegues interiores de la granada. Hay unos pliegues que dividen el interior de la granada en secciones, y es fácil adivinar por donde pasan. Solo tienes que perforar la cáscara, así que no hundas el cuchillo más allá de la capa blanca interior.

Aguacate

recortar_alimentos_7
Podrás comerlo de la misma forma que el Kiwi.

Pastel

recortar_alimentos_8
Corta una rebanada en la parte central, tal y como podéis ver en la imagen.

recortar_alimentos_9
Junta las dos partes.

recortar_alimentos_10
Con este método conseguirás cortar los trozos de tarta, evitando que la que sobre se seque o se ponga dura.

Limas

recortar_alimentos_11
Con estos sencillos pasos conseguirás aprovechar todo el jugo de las limas para tus mojitos.

Cebollas

recortar_alimentos_12
Quita las bases de la cebolla, la primera capa y córtala por la mitad, atravesando el nudo de la misma. Después realizamos cortes a lo largo de esta, más o menos espaciados, pero sin llegar al nudo. Luego haz unos cortes en horizontal y paralelos a la tabla, para luego, empezar a cortarla en cubos.

Zanahorias

recortar_alimentos_13
Necesitarás un pelador. Sujeta la con una mano el extremo de la zanahoria y con la otra ve quitando la piel de la mitad hacia la punta. Ve girando la zanahoria y repite el proceso. Coge el otro extremo de la zanahoria y repite la misma operación que con la otra mitad. ¡La tendrás pelada en menos de un minuto!

Alcachofas

recortar_alimentos_14
Se corta el tallo unos pocos centímetros. Después comienza a pelar en el sentido del tallo hacia las hojas. Para ello, se introduce el cuchillo por debajo de las hojas y se pela hasta quitar las que están más duras. Seguidamente se corta la cabeza de la alcachofa y se coloca boca abajo para cortar un par de láminas. Cuando el corazón queda al descubierto, se corta y limpia con la punta del cuchillo y se vuelve a colocar la alcachofa hacia abajo para terminar de cortar en láminas.

Plátanos

recortar_alimentos_15
Sabemos que pelar un plátano no tiene ninguna dificultad, pero quizá estés cansado de quitar la piel de la misma forma, por lo que por eso te enseñamos otro método.

Fuente: distractify

Publicado en Cocina