Ayer os contábamos una estupenda manera de hacer huevos escalfados, pero nos quedamos con ganas de ver más trucos similares, y es que son un producto que tiene infinitas posiblidades, tanto para cocinarlos como para comérnoslos.

Se pueden preparar de mil maneras distintas, y en torno a ellos descubrimos un sin fin de aplicaciones, desde la manera de cocinarlos en un microondas a cómo saber si un huevo está en mal estado sin tener que abrirlo, especialmente útil este último, sobre todo cuando estamos batiendo varios para que no eche a perder el resto.

Esta recopilación de trucos también nos cuenta algunas curiosidades, como la de mantener un huevo “de pié” sin que se caiga o la de batirlos directamente sin sacarlos de la cáscara, así como la mejor manera de abrirlos con una mano o de quitarles la cáscara cuando están cocidos.

Recordad que a la hora de freirlos, el aceite de oliva siempre es más saludable que la mantequilla, que es lo que utilizan en el vídeo.

Original: HouseholdHacker

Publicado en Cocina