Algo tienen los bebés que cuanto mayores somos más nos enternecen. Y es que el instinto, tarde o temprano, llamará a nuestra puerta, en la mayoría de los casos.

Esta atracción no solo viene codificada en nuestros genes, sino que los bebés poseen muchas habilidades innatas destinadas a fomentar y reforzar estas relaciones, asegurar su supervivencia y cuidar de la salud de sus cuidadores.

Descubre 14 sorprendentes y fascinantes datos sobre los bebés que muestra lo maravillosa que es la biología humana.

1. Si colocas a un bebé en el vientre de su madre, este se arrastrará hasta el pezón por sí solo, ya que posee un olor similar al del líquido amniótico.

2. Se ha encontrado ADN de bebé en el cerebro de sus madres. Estas células son enviadas a través del útero, mientras se gesta el neonato, para reparar los tejidos de la madre. Pueden permanecer en su interior durante varios años.

3. Por instinto, todas las madres se sienten obligadas a besar la piel, ojos y comisuras de la boca de su bebé. De esta forma ingieren las bacterias y virus que su hijo porta, fabrica los anticuerpos necesarios y los transmite a través de la leche materna para protegerlo.

4. Durante la gestación, los bebés fabrican cabello, vello y bigote que se desprenden poco antes del nacimiento. Ese pelo es ingerido por el bebé y forma parte de sus primeras deposiciones de meconio.

5. Los bebés españoles, mexicanos, ingleses o franceses no lloran igual, sino que modulan su llanto en función del acento que reconocen en sus madres. Esto es porque los pequeños escuchan cómo habla su progenitora e intentan imitar dicho registro.

6. Durante los primeros meses de vida, los bebés ven borroso, en blanco y negro y a menos de 30 centímetros de distancia . Esto es porque su visión aún no está desarrollada.

7. El lugar con más terminaciones nerviosas y más desarrolladas de un bebé es su boca, y por ello exploran el mundo a través de ella. No será hasta los 7 meses cuando comiencen a descubrir el tacto de sus manos.

8. El crecimiento está asociado con el sueño y por ello los bebés duermen tantas horas. Además utilizan el 50 % de sus reservas de glucosa para sus funciones cerebrales, mientras que los adultos solo un 20%.

9. Hasta 1985 los médicos llevaban a cabo las cirugías infantiles sin el uso de anestesia ya que se creían que los bebés no sentían dolor. Finalmente se demostró que, aunque no guarden un recuerdo consciente de dicha sensación, ni puedan explicar qué o dónde les duele, ni lo experimentan igual que una persona adulta. ¿De verdad tardaron tanto tiempo en darse cuenta? Es obvio que un bebé sufre con los cólicos, entre otras cosas, ¿no crees?

10. Mientras un bebé esta en el útero y su madre sufre algún daño en un órgano, el embrión mandará células madre de su cuerpo para ayudar a repararlo.

11. Los bebés son buenos nadadores ya que, debido a su crecimiento en un entorno líquido, conservan el reflejo hasta los 6 meses de edad. De forma que, si son metidos en el agua antes de cumplir dicho lapso de tiempo, instintivamente contendrán la respiración, reducirán el pulso cardiaco y la circulación sanguínea de sus manso y pies.

12. También poseen el llamado reflejo palmar por el que se agarran a cualquier cosa que caiga en sus manos, siendo capaces de asirse al cuerpo de los adultos que les transportan.

13. Los bebés sonríen unas 200 veces al día. Eso es porque la sonrisa causa simpatía y complicidad.

14. Los neurocientificos teorizan sobre la posibilidad de que los bebés no tengan sueños de ningún tipo. Esto es debido a que sus cerebros aún no son lo suficientemente maduros.

Fuente: unbelievable-facts.com Vía: viralnova.com

Publicado en Ciencia