Mucho tiempo atrás, los curanderos utilizaban las plantas con fines medicinales, para tratar los resfriados y la gripe, las infecciones y para acelerar la curación de ciertas heridas. Actualmente, se siguen utilizando como remedio complementario y natural contra algunas bacterias que se han vuelto resistentes a ciertos antibióticos sintéticos. Por eso, basándonos en los consejos del libro Antibióticos Naturales” de Stephen Harrod Buhner, hoy veremos qué plantas tienen propiedades antibióticas y cuáles son algunos de sus usos.

La creciente resistencia de las bacterias a los antibióticos sintéticos y los efectos secundarios derivados de su mal uso, hacen cada vez más frecuente que estos no tengan el efecto deseado. Así como los antibióticos utilizados racionalmente son indispensables en la medicina, el abuso de los mismos puede producir generaciones de bacterias resistentes; provocando que algunas de las infecciones se agraven y que los pacientes necesiten otros tratamientos para sanar. El problema es que las bacterias se comunican entre sí con gran rapidez y, aunque los científicos están tratando de determinar cómo, por medio de esta comunicación son capaces de transferir algunos rasgos de supervivencia. Incluso se han detectado bacterias “indestructibles” que parecen ser inmunes a los antibióticos conocidos.

Muchos antibióticos farmacéuticos están compuestos por constituyentes químicos únicos, lo cual hace que a las bacterias les sea más fácil adaptarse y contrarrestar sus efectos. Sin embargo, las hierbas y plantas están formadas por muchos más compuestos. Por ejemplo, el ajo tiene más de 33 compuestos de azufre, 17 aminoácidos y una docena de otros compuestos. En las plantas, los diferentes componentes químicos trabajan juntos y, a menudo, pueden producir resultados mejores de los esperados.

antibioticos_naturales_16

En su libro, Stephen Buhner elaboró una lista con 15 antibióticos naturales y qué usos podríamos darles:

1. Acacia

antibioticos_naturales_1

Propiedades:

– Antibacteriana: se utiliza para combatir las bacterias.
– Anticatarral: sirve para combatir el catarro.
– Antifúngica: destruyen o inhiben el crecimiento y la reproducción de los hongos.
– Antihelmíntica: actúa contra los parásitos intestinales.
– Antiinflamatoria de la mucosa: reduce la inflamación de las mucosas.
– Antimicrobiana: combate los microorganismos y evita su aparición.
– Astringente: previene y ayuda a eliminar los gases del tracto digestivo, aliviando cólicos y espasmos.
– Hemostática: eficaz para detener una hemorragia.
– Mucilaginosa: estimula el sistema digestivo.
– Sedativa: calma los dolores o la excitación nerviosa.

Formas de consumo:

– Infusión: hervir 28 gr de acacia en 475 ml de agua de 15 a 30 minutos y dejar reposar durante una noche.
– Lavado: usar una infusión de hojas, tallos y vainas para lavar heridas infectadas.
– En polvo: aplicar en infecciones fúngicas y heridas. También puede utilizarse para detener el sangrado de una herida y prevenir la infección.
– Pasta: combinar una parte de pasta de acacia con 3 partes (por volumen) de agua destilada. Depositar en una botella o frasco cerrado y guardarla en el frigorífico. Dejar que se disuelva y agitar ocasionalmente. Dosis: 1 o 2 cucharadas (15 – 30 ml), tan a menudo como sea necesario, para las inflamaciones y dolores en el tracto gastrointestinal.

2. Ajenjo

antibioticos_naturales_2

Precauciones:

Evitar terminantemente durante el embarazo y la lactancia, debido a que posee propiedades abortivas. No se debe ingerir el aceite esencial ya que puede ser peligroso; pequeñas dosis pueden producir insuficiencia renal e incluso la muerte. Un uso excesivo y prolongado de la hierba durante años puede provocar daños en el sistema nervioso central debido a los altos niveles de tuyona. El uso de esta planta en la medicina popular es generalizado, pero debe reconocerse que el ajenjo es una hierba fuerte y que debe ser utilizada con mucha precaución.

Propiedades:

– Antimebiana: lucha contra la infección causada por Entamoeba histolytica.
– Antibacteriana: se utiliza para combatir las bacterias.
– Antifúngica: destruye o detiene el crecimiento y la reproducción de hongos.
– Antihepática: reduce la inflamación del hígado.
– Antiinflamatoria
– Antipirética: disminuye la fiebre.
– Colerética: estimula la producción de bilis en el hígado.
– Diaforética: hace sudar.
– Estimulante gástrico
– Inmuno-moduladora
– Vermífuga: mata las lombrices intestinales.

Formas de consumo:

– Cápsulas: de 1 a 5 cápsulas 4 veces al día.

 3. Ajo

antibioticos_naturales_3

Sin duda, uno de los remedios naturales más efectivos. Es muy rico en antioxidantes, capaces de contribuir a la destrucción de los radicales libres responsables del deterioro del cuerpo con el paso del tiempo y que pueden conducir al desarollo de enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. El ajo ayuda a bajar la presión arterial, combatir las infecciones de la piel y a proteger el corazón.

Precauciones:

El ajo puede provocar nauseas y vómitos si se toma en grandes cantidades. No es recomendable para madres lactantes.

Propiedades:

– Antibacteriana: se utiliza para combatir algunas bacterias.
– Analgésica
– Antifúngica: destruyen o inhiben el crecimiento y la reproducción de los hongos.
– Antiespasmódica: ayuda a disminuir los espasmos musculares de los intestinos.
– Antihelmíntica: actúa contra los parásitos intestinales.
– Antiparasitaria
– Antiprotozoaria
– Antiséptica: impide el desarrollo de microorganismos patógenos.
– Antiviral: combate ciertos virus e impide su reproducción.
– Colagoga: provoca la evacuación de la bilis.
– Diaforética: ayuda a sudar más.
– Hipotensora: disminuye la tensión arterial.
– Estimulante del sistema inmunológico.

Formas de consumo:

– Cápsulas: tomar 3 cápsulas 3 veces al día como medida preventiva.
– Tintura: mezclar en una proporción 1/2 bulbo fresco en alcohol de 95%. Tomar 40 gotas hasta 6 veces al día.
– Dientes frescos: comer 1 diente hasta 3 veces al día como medida preventiva.

4. Aloe vera

antibioticos_naturales_4

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antimicrobiana: combate los microorganismos o evita su aparición.
– Antiinflamatoria
– Antiviral: combate los virus e impide su reproducción.
– Antiulcerosa
– Cicatrizante
– Purgativa

Formas de consumo:

– Aplicación externa: abrir las hojas frescas de la planta y aplicar sobre la herida o quemadura hasta que esté bien cubierta.

5. Cryptolepis sanguinolenta

antibioticos_naturales_5

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antiparasitaria
– Antifúngica

Formas de consumo:

– Infusión: de forma preventiva, mezclar una cucharada de hierba con 170 ml de agua para hacer una infusión fuerte. Tomar 1 o 2 veces al día.
– Cápsulas: de forma preventiva, tomar 3 cápsulas 2 veces al día.
– Polvo: para uso externo, triturar finamente y distribuir en el sitio de la infección con tanta frecuencia como sea necesario.
– Tintura: mezclar en una proporción 1/5 en alcohol de 60%. Utilizar 20 a 4o gotas hasta 4 veces al día.

6. Equinácea

antibioticos_naturales_6

La equinácea es particularmente conveniente en el caso de enfermedades de las vías respiratorias superiores. También está indicada para el tratamiento de las infecciones que involucran el tracto urinario.

Precauciones:

La equinácea es un estimulante del sistema inmunológico, por lo que deben evitarse dosis prolongadas. En raras ocasiones puede producir dolor en las articulaciones si se toma de forma continuada.

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antiinflamatoria
– Estimulante sistema inmunológico

Formas de consumo:

– Lavado: cocer 57 gr de las cabezas de flores o raíces en 237 ml de agua durante 15 minutos, dejar reposar 1 hora, y lavar las picaduras venenosas abundantemente tantas veces como sea necesario.
– Polvo: repartir generosamente en heridas el polvo seco de cabezas de semillas o raíz lo mas fino posible.
– Tintura: mezclar cabeza de flores secas en una proporción 1/2 en alcohol de 95%. Para resfriados y gripes tomar no menos de 30 gotas cada hora hasta que los síntomas desaparezcan.
– Cataplasma: mezclar el polvo con agua hasta que se espese, y colocarlo en el area afectada.

7. Enebro

antibioticos_naturales_7

Precauciones:

Evitar tomarlo si se padece alguna enfermedad renal aguda, durante el embarazo o con inflamación gástrica. Las dosis altas o prolongadas pueden irritar los riñones.

Propiedades:

– Antibacteriana
– Anticatarral
– Antifúngica
– Antimicrobiana
– Antiséptica: impide el desarrollo de microorganismo patógenos.
– Carminativa: favorece la expulsión de los gases del tubo digestivo y disminuye las flatulencias y cólicos.

Formas de consumo:

– Infusión: hervir una cucharadita de enebro en 177 ml de agua durante 15 minutos. Para las infecciones de las vías respiratorias o intoxicación por alimentos, tomar tan a menudo como se desee.
– Lavado: para prevenir o curar la infección . Usar 25 gr de hierba en en 1 litro de agua, hervir durante 30 minutos y dejar reposar durante la noche.
– Polvo: añadir la planta en polvo para prevenir o curar la infección de una herida.
– Tintura: mezclar las bayas en una proporción 1/5 con alcohol de 75%. Usar de 5 a 30 gotas hasta 3 veces al día.
– Vahos: hervir 100 gr de agujas o semillas trituradas en 4 litros de agua e inhalar el vapor.

8. Eucalipto

antibioticos_naturales_8

Precauciones:

La ingesta a partir de 4 o 5 gotas de aceite esencial de eucalipto es tóxica. El aceite puede ser irritante si se coloca directamente sobre la piel. La ingestión de té en exceso puede causar calambres intestinales.

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antifúngica
– Antipirética: disminuye la fiebre.
– Antiséptica: impide el desarrollo de microorganismo patógenos.
– Diaforética: que hace sudar.
– Estimulante secreciones mucosas

Formas de consumo:

– Infusión: hervir 25 gr de hierba en 237 ml de agua, dejando en remojo 30 minutos. Hasta 6 veces al día, tomar la infusión para los resfriados, dolor de garganta, congestión bronquial, fiebre o escalofríos.
– Lavado: lavar las heridas infectadas con una infusión de 25 gr de hierba en 237 ml de agua, dejando en remojo 30 minutos.
– Polvo: aplicar el polvo sobre la piel infectada, heridas, ulceraciones, según sea necesario.
– Tintura: mezclar 1/2 de hierba fresca en una proporción de alcohol del 95%.
– Hacer gárgaras: 30 gotas de tintura en 177 ml de agua. Hacer gárgaras hasta 3 veces al día y tragar.
– Aerosol nasal: 30 gotas de tintura en 30 ml de agua con la frecuencia deseada.
– Duchas: 8 ml de tintura en 475 ml de agua una vez al día.
– Vaho: hervir de 75 a 100 gr de hierba en 4 litros de agua, retirar del fuego e inhalar el vapor.

9. Semillas de pomelo

antibioticos_naturales_9

Precauciones:

El extracto de semillas de pomelo debe ser diluido antes de su uso. El uso prolongado puede matar todas las bacterias intestinales al igual que los antibióticos de amplio espectro. El estracto diluido puede causar irritación en la piel y en las membranas mucosas. Se recomienda precaución durante el embarazo.

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antifúngica
– Antimicrobiana
– Antiparasitaria
– Antiséptica
– Antiviral

Formas de consumo:

– Lavado: de 2 a 40 gotas en 475 ml de agua para las heridas infectadas.
– Desinfectante: de 30 a 40 gotas por 1 litro de agua.
– Para vendajes: de 30 a 40 gotas en 1 litro de agua destilada en botella de spray.
– Aerosol nasal: de 3 a 5 gotas hasta 6 veces al día.
– Duchas: de 6 a 12 gotas en 475 ml de agua, 2 veces al día hasta 1 semana.
– Para purificar el agua: 3 gotas por cada 237 ml de agua.

10. Jengibre

antibioticos_naturales_10

El jengibre tiene muchos beneficios para la salud. Se pueden comer frescos, como un alimento en sí mismo, o en forma de especias y condimentos, después de ser secada y reducida a polvo. En infusión, es muy útil para el tratamiento y prevención de la gripe, dolor de garganta, tos y catarro.

Precauciones:

Evitar grandes dosis durante el embarazo.

Propiedades:

– Analgésica
– Antiartrítica
– Antibacteriana
– Anticoagulante
– Antitusiva
– Antiespasmódica: ayuda a disminuir los espasmos musculares de los intestinos.
– Antifúngica
– Antiinflamatoria
– Antiviral: combate los virus e impide su reproducción.
– Carminativa: favorece la expulsión de los gases del tubo digestivo y disminuye las flatulencias y cólicos.
– Diaforética: hace sudar.
– Estimulante circulatorio
– Hipotensora: disminuye la tensión arterial.

Formas de consumo:

– Infusión: hervir 25 gr de raíz fresca durante 5 minutos en 237 ml de agua.
– Cápsula: moler la hierba en polvo y encapsular. Tomar 3 capsulas 3 veces al día.
– Tintura: mezclar raíz fresca en una proporción 1/2 en alcohol de 95%. Usar de 10 a 20 gotas hasta 4 veces al día.
– Raíz: comer a menudo la cantidad deseada.

11. Miel

antibioticos_naturales_11

Precauciones:

Hay tres casos en que la miel puede ser perjudicial: si las abejas fabrican la miel a partir de plantas venenosas; en ocasiones la miel cruda puede tener esporas de botulismo que pueden ser muy peligrosas para niños menores de 1 año de edad; en raras ocasiones en personas alérgicas a picaduras de abejas.

Propiedades:

– Antianémica: ayuda a restablecer los mecanismos normales de producción de hemoglobina y la formación de hematíes.
– Antifúngica
– Antiinflamatoria
– Antiviral
– Estimulante sistema inmunológico
– Expectorante: expulsa las flemas y secreciones de la faringe, la laringe, la traquea o los bronquios
– Laxante
– Tónica: reconstituye

Formas de consumo:

– Diluir en infusión: como preventivo, tomar una cucharada en la infusión tres veces al día.
– Aplicación externa para úlceras, heridas, quemaduras e inflamación infecciosa de la piel. Aplicar directamente sin diluir, cubrir con vendaje estéril y cambiar todos los días.
– Sin diluir: como preventivo tomar una cucharada 3 veces al día.

12. Raíz sello de oro

antibioticos_naturales_12

Precauciones:

No utilizar durante el embarazo. Algunos casos clínicos reportan calambres abdominales, temblores nerviosos, y un exceso de sequedad de las membranas mucosas cuando se utilizan dosis altas.

Propiedades:

– Antimebiana: lucha contra la infección causada por Entamoeba histolytica.
– Antibacteriana
– Antifúngica
– Antihemorrágica: favorece la coagulación sanguínea.
– Antiinflamatoria mucosa
– Astringente: previene y ayuda a eliminar gases del tracto digestivo, aliviando cólicos y espasmos.
– Diaforética: que hace sudar.
– Expectorante: Expulsa las flemas y secreciones de la faringe, la laringe, la traquea o los bronquios.
– Estimulante secreciones mucosas
– Antiséptica: impide el desarrollo de microorganismo patógenos.

Formas de consumo:

– Infusión: para las infecciones oculares virales o bacterianas usar una infusión de raíz en polvo. 1 cucharadita en 177 ml de agua caliente, dejando reposar 1 hora, y utilizar como gotas para los ojos.
– Polvo: aplicar a cualquier corte o herida infectada.
– Tintura: mezclar hierba fresca en una proporción 1/2 en alcohol de 90%, de 15-30 gotas hasta 4 veces al día. O raíz seca en una proporción 1/5, en alcohol del 70%, de 20 a 50 gotas hasta 4 veces al día.
– Ducha: 1 cucharadita (5 ml) de infusión de raíz en polvo en 475 ml de agua. Usar cada mañana y cada tarde hasta que los síntomas disminuyan.

13. Regaliz

antibioticos_naturales_13

Precauciones:

El regaliz tiene muchos efectos secundarios. La sobredosis o el uso prolongado puede causar severa reducción de potasio, hipertensión, disminución de la renina plásmatica y aldosterona o edemas. En dosis muy grandes, puede provocar la reducción del tamaño y peso del timo y el número de células sanguíneas. Todas estas contraindicaciones tienden a disminuir a las 2-4 semanas de dejar de tomarlo. Esta contraindicado durante el embarazo y en personas con terapia de corticosteroides.

Propiedades:

– Antidiurética: reduce la excreción de orina.
– Antiespasmódica: ayuda a disminuir los espasmos musculares de los intestinos.
– Antihiperglucémica: reduce la cantidad excesiva de glucosa en la sangre.
– Antihepatotóxica: actúa contra la hepatotoxicidad.
– Antiinflamatoria: combate la inflamación.
– Antiulcerosa: bloquea la secreción de ácido clorhídrico y facilita la reparación de la úlcera gástrica y duodenal.
– Antioxidante
– Demulcente: ayuda y protege los tejidos irritados o inflamados.
– Estimulante gástrico: estimula el aparato gástrico.
– Estimulante secreciones pántricas: estimula las secreciones pántricas.
– Estimulante sistema inmunológico
– Expectorante
– Inhibidora radicales libres.
– Inmuno-moduladora: modifica una o más funciones del sistema inmunológico.
– Laxante

Formas de consumo:

– Infusión: de 1/2 a 1 cucharadita de raíz en polvo en 237 ml de agua. Hervir a fuego lento durante 15 minutos. Tomar hasta 3 tazas al día.
– Cápsulas: de 2 a 8 cápsulas al día.
– Tintura: mezclar raíz seca en una proporción 1/5 en alcohol del 50%. Tomar de 30 a 60 gotas hasta 3 veces al día.

14. Salvia

antibioticos_naturales_14

Precauciones:

No se recomienda tomar salvia ni durante el embarazo ni durante el período de lactancia.

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antiséptica
– Astringente
– Diaforética
– Expectorante

Formas de consumo:

– Infusión: 2 cucharaditas de hojas en 237 ml de agua, dejar en remojo durante 15 minutos. Hacer gárgaras y después ingerir para infecciones de garganta y fiebre de 3 a 6 veces al día. Para uso tónico dejar reposar 113 gr en un litro de agua durante toda la noche y beber frío durante todo el día siguiente durante 7 días.
– Polvo: espolvorear en las heridas infectadas.
– Tintura: mezclar hierba fresca en una proporción 1/2 con alcohol de 95%, o hierba seca en una proporción 1/5 en alcohol del 50%. Uso preventivo: de 10 a 30 gotas hasta 3 veces al día. En condiciones agudas, de 30 a 60 gotas hasta 6 veces al día.
– Aceite esencial: en difusor o en gotas en 30 ml en spray nasal. Su uso en un difusor ayuda a prevenir y curar la infección.
– Vahos: mezclar 113 gr de hierba en 4 litros de agua, llevar a ebullición e inhalar el vapor.

15. Usnea

antibioticos_naturales_15

Precauciones:

La tintura de la usnea es a menudo irritante para las membranas mucosas de la boca y de la garganta. Debe ser diluida en un vaso de agua antes de su consumo. Ensayos con animales han demostrado que cantidades excesivamente elevadas de ácido úsnico resulta tóxico en animales, aunque no se haya observado toxicidad en el uso humano. Generalmente la cantidad de usnea ingerida no contiene cantidades suficientes de metales pesados que puedan dañar el organismo, aunque se recomienda cosechar la usnea por lo menos a 100 m de las carreteras, fábricas y áreas contaminadas.

Propiedades:

– Antibacteriana
– Antifúngica
– Estimulante sistema inmunológico

Formas de consumo:

– Polvo: espolvorear en el sitio de la infección.
– Tintura: a excepción de impétigo (infección estafilocócica de la piel), usar la tintura directamente o diluir al 50% y aplicar directamente en la zona infectada con un bastoncillo de algodón.

Es importante recordar que ninguno de estos antibióticos naturales deben sustituir a los tratamientos recetados por un profesional de la medicina y sería conveniente que informases a tu médico si los estás tomando.

Vía: fundacionmelior
Imágenes: shutterstock
Fuentes: Harrod Buhner, S. (2007). Antibióticos Naturales: alternativas naturales para combatir bacterias resistentes a los fármacos. Barcelona: Obelisco.
motherearthnews, unconventionalremedies, commonsensehome, lewrockwell, thehealthyhomeeconomist,

Publicado en Ciencia