Del mismo modo que hay gente que no sirve para cocinar, a pesar del empeño que le ponen, hay quienes parecen haber nacido con el gusto para la decoración completamente atrofiado. No pasa nada. Después de todo, no todo puede dársenos bien ¿verdad?

El hecho de que haya gente que se muestre tan orgullosa de sus horrendas casas, normalmente decorada por ellos mismos, lo que hace que alaben aún más su creatividad y se crean unos genios del diseño, nos divierte aún más si cabe.  

Estamos de acuerdo en que, en su casa, cada uno pone lo que quiere y lo que le gusta, pero cuando comparten fotos de las mismas a través de internet se exponen a que terminen publicadas en un post de semejante índole, para un uso y disfrute comunitario cargado de jocosidad.

Bueno, sin más dilación os dejo con estos 15 diseños decorativos que jamás debéis emular:

El interior de una casa debe irradiar armonía. A todos nos gustan los lujos, pero si los fondos son insuficientes para este fin, no es necesario crear una mala excusa. Si el color de las paredes y la ropa de cama fueran distintos, la habitación se vería mejor

Cuando alguien quiere sentirse como un sultán en el baño… pero el resultado termina gritando a voces: “no tenía azulejos suficientes, así que improvisé”

Hay colores que, por mucho que nos empeñemos, jamás conjuntarán bien. ¿Sabéis lo que se dice aquí?: “Rosa y rojo, puñetazo en el ojo”. Pues eso mismo 

Una vez más, alguien que adora el lujo. Sin embargo, en este caso el plástico y la escayola pintados de oro se ven bastante cutres y charros

Por mucho que nos gusten los motivos florales y estampados de animales, abusar de ellos puede dar lugar a estancias tan recargadas como estas

No sabemos quién fue el artífice de esta idea, que seguro que en la teoría sonaba mejor que la práctica. Lo que tengo claro que jamás me sentaría a comer en esa mesa, ¡por si las moscas!

Deberían incluir esta imagen en el diccionario para ilustrar el término “hortera”. Además de que eso tiene que ser un nido de ácaros de campeonato

Abusar del papel pintado, como hicieron aquí, puede hacer que nuestra habitación quede así de mal, así como exponernos a ataques epilépticos

No hace falta ser tan creativo. En este caso, parece que han salido goteras en el salón…

Los esfuerzos por decorar toda la estancia de un color y estampados similares

No hacía falta gastar energía, tiempo y dinero en esta composición artística… 

Cuando entras en tu habitación y, en lugar de ganas de dormir, te entran ganas de bailar

Un color demasiado arriesgado que, sin encima no combinamos con otros elementos, puede ser como una puñalada en el ojo

Dejando a un lado que esta estancia podría ser un paraíso para la propagación de insectos, si vais a poner una alfombra en la pared, al menos procurad que sea bonita

El problema no es el exceso de rojo, que también, sino que se combine con fucsia

A modo de consejo, recordad: cuantos más estilos y colores diferentes metáis en una casa, más probabilidades tenéis de estropear la decoración.  La clave reside en la armonía.

Publicado en Hogar
Fuentes consultadas:
https://takprosto.cc/plohoy-remont/