Jabon_platos_1

Aunque algunos usan el jabón de lavar los platos para otras cosas, se trata de uno de esos productos que la mayoría solemos tener encasillados para el fin que fueron creados. A partir de ahora, sin embargo, se va a convertir en uno de vuestros mejores aliados en múltiples tareas.

Ya sea para sacarle brillo a vuestras joyas, deshaceros de las manchas más difíciles o de una plaga, descubriréis que el lavavajillas es un producto al que se le puede sacar mucho partido. En concreto, nosotros vamos a hablarte de 17, así que toma nota, pues seguro que muchos de estos trucos no los conocías:

Detergente de emergencia

Jabon_platos_2
¿No tienes nada que ponerte para ir mañana a trabajar y no queda detergente? No vayas a trabajar con la camisa sucia, por favor. Basta con poner unas gotas de jabón en dos tazas de agua y echarlas dentro de la lavadora. Después, se pone el programa de lavado y listo, tu ropa saldrá limpia.

Burbujas hechas en casa

Jabon_platos_9
¡Un pasatiempo ideal para los niños! Echa unas cuantas gotas de jabón para lavar los platos en un recipiente de plástico con agua y agítalo. Con un trozo de alambre -de una percha, mismamente- redondeando uno de los extremos, puedes improvisar una pequeña varita para que soplen por ella y puedan crear burbujas.

Deshazte de las tediosas manchas de vino tinto

Jabon_platos_3
Añade una cucharada pequeña de lavavajillas en un recipiente con agua oxigenada. Después, con una esponja, aplica la mezcla sobre la mancha y empápala bien. Espera un rato a que actúe y, transcurrido el tiempo, aclara con agua fría.

Eliminar las manchas de grasa

Pon un par de gotas sobre el tejido manchado un frota con un cepillo de dientes. Después lava la prenda con agua caliente y la mancha debería ser historia.

Bolsas de hielo hechas en casa

Jabon_platos_4
Todos nos hemos dado un golpe o nos hemos torcido un tobillo alguna vez. Cuando esto pasa, solemos ponernos hielo para bajar la inflamación. Aunque no lo creáis, el lavavajillas congela y es muy flexible, por lo que es ideal para ponerlo alrededor de la zona afectada.

Acaba con la hiedra venenosa

No hay nada más molesto que la picazón producida por una de estas plantas. Si no tienes herbicida a mano y quieres eliminarla, solo tienes que extender un poco de este jabón por sus hojas -con guantes, claro está-. En unos días debería haberse marchitado.

Sacar brillo a tus joyas

Jabon_platos_5
Agua tibia y jabón para lavar los platos. Únicamente eso. Llena un tazón y mete las joyas que quieras limpiar en él durante 15 minutos. Después sácalas y frótalas con un paño o, si la joya está labrada, con un cepillo de dientes. También puedes probar el truco del bicarbonato de sodio para limpiar la plata.

La trampa mortal para las moscas de la fruta

Vierte un poco de jabón para lavar platos con aroma frutado en un recipiente abierto. A continuación agrega la misma cantidad de agua por encima. A continuación cubre el recipiente con papel film y hazle unos cuantos agujeros. Las moscas entrarán atraídas por el olor, pero no serán capaces de volar con el jabón en sus alas.

Deshazte de las manchas de la tapicería

Jabon_platos_6
Evita usar detergentes líquidos para limpiar las manchas de los sofás, ya que pueden llegar a ser bastante caros. Llena la mitad de un recipiente de agua y la otra mitad de jabón para lavar los platos. Después, bátelo todo muy bien con una batidora de mano. Una vez lo tengas, usa un trapo para limpiar las manchas con esta mezcla espumosa.

Limpia tus muebles del patio

Con la llegada del buen tiempo, descubriremos que nuestros muebles de plástico para el patio están sucísimos. Echa unas gotas de jabón para lavar los platos en un cubo con agua caliente y limpia la suciedad de tus muebles. Después aclara con la manguera y listo.

Cristales empañados

Este es un truco pensado especialmente para los coches. Si no queréis que vuestros cristales y espejos se empañen, tan solo tenéis que rociar un poco de jabón lavaplatos en un paño limpio y seco, para luego frotar la superficie deseada hasta que desaparezca el jabón y decir adiós a los cristales empañados.

Lubricar un tornillo

Jabon_platos_7
Impregna los tornillos con jabón para lavar los platos y esto hará que sean más fáciles de introducir en la madera.

Mantener arañas y hormigas a raya

Jabon_platos_8
Si no te gustan nada los insectos o tu casa está siendo atacada por un ejército de hormigas, el jabón para lavar los platos puede ser tremendamente eficaz. Mezcla agua y jabón en una botella de spray y rocía aquellas zonas que están siendo invadidas.

Limpia las manchas de aceite del hormigón

Si encuentras una mancha de aceite en el suelo de la cochera, cúbrela con bicarbonato de sodio y luego vierte detergente para los platos sobre ella. Frota con un cepillo de plástico y deja que todo repose durante varias horas. Enjuaga y repite hasta que la mancha se haya ido.

Herbicida casero

Con la primavera florecen muchas de nuestras plantas, pero también las malas hierbas. Para acabar con ellas, combina jabón, sal y vinagre en una botella de spray. Después quita las malas hierbas y echa esta solución sobre los puntos donde sabes que volverán a salir.

Vía: tiphero

Publicado en Hogar