El león es sobradamente conocido por su ferocidad, fuerza y belleza. Atributos que le han hecho merecedor del título que ostenta, y por el que todos le conocemos, el rey de la selva.

Quizá por eso, cuando la fotógrafa australiana Bobby Jo-Clow se encontraba visitando el Parque Nacional Serengueti, Tanzania, se topó con los orgullosos amos de la sabana hacinados sobre un árbol para ponerse a salvo de un temible depredador, no podía dar crédito. Pero no eran serpientes o una manada de ñus de lo que huían los felinos no, sino de algo más pequeño e insignificante: un enjambre de moscas.

Las imágenes están causando furor en internet y es que, después de todo, no todos los días podemos ver semejante faceta de estos majestuosos felinos.

Durante su recorrido por el Parque Nacional Serengueti, Tanzania, la fotógrafa australiana Bobby Jo-Clow se topó con la siguiente escena

Al parecer, las leonas y sus crías ocuparon prácticamente todas las ramas del árbol para ponerse a salvo de un enjambre de molestas moscas

Todos, excepto el macho -a pesar de ser el líder de la manada- encontraron un hueco en el que descansar a la sombra

Y no será porque no lo intentó…

Y es que no hay quien descanse a gusto con un enjambre de moscas dando la tabarra

Aunque para ello haya que escalar 4 metros de altura

Encontrar la postura adecuada solo es cuestión de tiempo y paciencia

Clow, de 32 años, explica: “nuestro guía vio a lo leones en el árbol y, por suerte, pudimos acercarnos lo suficiente como para tomar estas fotografías únicas

Estábamos tan cerca que incluso podíamos escuchar sus ronquidos desde la cima del árbol

A veces los leones parecían bastante torpes escalando entre las atestadas ramas, lo que lo hacía una situación bastante cómica

El guía nos contó que recientemente había llovido mucho, la hierba estaba bastante alta y los leones trepaban a los árboles para huir de los insectos que habían proliferado”

Vía: Dailymail, traducción y adaptación por La Voz del Muro

Publicado en Animales