Cuando acudimos a un museo a ver una obra pictórica, o al emplazamiento de una estructura arquitectónica de renombre, es porque queremos gozar de toda su grandilocuencia, y admirar la belleza desprendida en primera persona.

Sin embargo, no somos conscientes de que muchas de estas visitas pueden dañar el patrimonio, ya sean obras pictóricas, escultóricas o arquitectónicas. Irremediablemente, el afán de protagonismo de algunos “personajes”, termina haciendo mella en todos estos tesoros. Aunque también es cierto que algunas incursiones de arte callejero han conseguido mejorar, con creces, la obra original.

En otros casos veremos que lo que algunos tardaron cientos de años en levantar y otros tantos en conservar, el ser humano es capaz de dañar, deteriorar, e incluso destruir, en cuestión de segundos. Cuando esto ocurre se produce una gran pérdida para el mundo del arte, pues en todas estas obras residen los sentimientos de los artistas, quienes intentaban expresar algo a través de ellas.

Algunas por accidente y otras concienzudamente, estas son algunas de las formas que tenemos de destrozar o mejorar, según se mire, nuestro querido patrimonio:

El famosísimo Ecce Homo de la localizad zaragozana de Borja, España, “restaurado” por Cecilia Giménez

obras_de_arte_destrozadas_1

La idea fue de la propia Cecilia, quien se ofreció voluntariamente a restaurar la obra. Aunque lo hizo de muy buena fe, el resultado es una extraña mancha amorfa y sin sentido.

obras_de_arte_destrozadas_2

El revuelo mediático fue monumental, para bochorno nuestro, tanto que incluso pasó de ser una obra conocida a nivel local, a una pifia mundial de campeonato. Pero sin duda, lo que sí ha conseguido darnos el Ecce Homo son muchas risas y un buen motivo para visitar esta pequeña iglesia de Borja.

obras_de_arte_destrozadas_3

Los candados en señal de amor de los puentes de París

obras_de_arte_destrozadas_4

Un hábito bastante común en ciudades como Roma desde hace algunos años. Sin embargo, el Puente de las Artes de París ha estado a punto de venirse abajo, literalmente, por el peso de los candados colocados por miles de parejas que, según el alcalde de París, Bruno Julliard, “son algo malo para la estética de la construcción y están ocasionando un gran deterioro de la estructura”.

obras_de_arte_destrozadas_5

El mes pasado los candados fueron retirados del puente y, para el próximo octubre, la barandilla metálica será sustituida el por paneles transparentes realizados a medida. El ayuntamiento todavía no tiene muy claro qué es lo que va a hacer con los candados, pero han declarado que tienen intención de reciclarlos de algún modo.

obras_de_arte_destrozadas_6

El monumento al ejército soviético de Sofía, Bulgaria, convertido en un grupo de superhéroes y villanos la mar de coloridos

obras_de_arte_destrozadas_7

En 2011, de la noche a la mañana, unos cuantos opositores al régimen soviético -y artistas callejeros-, le dieron un aire completamente renovado al triste y sombrío monumento, símbolo de orgullo para Rusia.

obras_de_arte_destrozadas_8

De este modo, la escultura que antes representaba soldados en plena acción bélica, ahora expone a los grandes iconos de la industria y la tradición americana como Santa Claus, Ronadl McDonald o Superman. Estos últimos fueron pintados la víspera del 123 aniversario del partido socialista de Bulgaria.

obras_de_arte_destrozadas_9

Como era de esperar, la embajada rusa en Bulgaria pidió que este vandalismo contra los monumentos soviéticos fuese atajado de algún modo y que se identifique y castigue, con exhaustivas medidas, a todos los responsables. Y es que este no fue el único monumento soviético que los búlgaros utilizaron para “reírse” de la nación rusa.

obras_de_arte_destrozadas_10

Turistas de todo el mundo se agolpan para tocarle los testículos al famoso toro de bronce de Wall Street, en busca de la suerte y la prosperidad económica

obras_de_arte_destrozadas_11

La figura es todo un símbolo del distrito finaciero de Nueva York, pero lo que muchos no saben es que no pertenece a la ciudad, sino al artista Arturo Di Modica. En 1989, y tras gastarse 360.000 dólares en el toro, lo dejó, con la ayuda de una grúa, frente al edifico de la bolsa.

obras_de_arte_destrozadas_12

Muchos han calificado el acto como vandalismo, pero lo cierto es que se ha convertido en todo un icono americano que acapara la atención de todos los turistas, quienes esperan su turno para sacarse una foto tocándole los testículos.

obras_de_arte_destrozadas_13

La famosa pared de los chicles de Seattle, Estados Unidos

obras_de_arte_destrozadas_14

Se encuentra en el centro de la ciudad, junto al Market Place Park. Los cronistas cuentan que este hábito viene desde 1993, cuando la gente tenía que hacer largas colas para adquirir las entradas del teatro colindante. Mientras esperaban, dejaban sus chicles en la pared como recuerdo sin ningún tipo de escrúpulos.

obras_de_arte_destrozadas_15

La tradición ha hecho que se convierta en uno de los lugares de visita obligada de la ciudad, donde ahora cualquiera puede dejar su chicle para la posteridad y contribuir a un tipo de arte callejero diferente y completamente antihigiénico.

obras_de_arte_destrozadas_16

Las pintadas y graffitis de Sta. María del Fiore, en Florencia, por las que Brunelleschi se estará revolviendo en su tumba

obras_de_arte_destrozadas_17

Florencia, una de las ciudades más bellas no solo de Italia, sino de toda Europa, sufre también los estragos de las visitas masificadas. Solo hay que echar un vistazo a la cúpula de la Catedral de Santa María del Fiore, donde los números de teléfono y las pintadas al más puro estilo “Aquí estuvieron Ana y Juan 19-05-08” inundan sus centenarios muros.

obras_de_arte_destrozadas_18

obras_de_arte_destrozadas_19

El Duomo se erige robusto desde la época del Quattrocento, época en la que Filippo Brunelleschi levantó su famosa cúpula, de 114,5 metros de altura, dominando el panorama de la ciudad italiana.

obras_de_arte_destrozadas_20

La escultura más famosa de Dinamarca, La Sirenita de Copenhague, ha sido objeto de innumerables actos vandálicos, en los que ha llegado a perder hasta la cabeza

obras_de_arte_destrozadas_40

La Sirenita fue creada en 1910 por Edvard Eriksen y se inspira en el cuento del mismo nombre, de Hans Christian Andersen. Lejos de haber sido mimada a pesar de ser el icono más emblemático del país, la estatua ha recibido toda clase de acosos y expolios, como ser derribada con explosivos, amputación de cabeza en tres ocasiones, vestida con toda clase de indumentarias reivindicativas y pintada en una gran variedad de colores, desde blanco a rojo pasando por el rosa chicle.

obras_de_arte_destrozadas_41

 

sirena

El expolio de piedras de la Gran Muralla China que ha provocado la pérdida de una de sus kilometradas

obras_de_arte_destrozadas_21

¿No sabes qué llevarles a tus familiares y amigos cuando vayas a China?. ¿Por qué no pruebas con un pedrusco de la Gran Muralla como pisapapeles?. Desgraciadamente esto es a lo que se dedican un buen número de aldeanos que viven cerca de obra más representativa de China, quienes aprovechan para vendérselas a los turistas como souvenir.

obras_de_arte_destrozadas_22

La Gran Muralla, con una extensión de 21.196 km, no solo tiene que hacer frente a su antigüedad y la erosión provocada por los fenómenos atmosféricos, sino también a los continuos saqueos, que han contribuido considerablemente a su deterioro en algunas zonas.

obras_de_arte_destrozadas_23

El Manneken Pis de Bruselas, Bélgica, es todo un fashion victim

obras_de_arte_destrozadas_24

La icónica figura bronce, situada en el centro histórico de Bruselas, también ha sido objeto de broma de los viandantes de todo el mundo. Y es que deben de pensar que el niño pasa frío por estar desnudo y en la calle, pues lo hemos visto vestido para asistir a una gran cantidad de eventos, desde San Fermines, hasta un partido del Athletic de Bilbao.

obras_de_arte_destrozadas_25

Un caso humorístico con el que los belgas ya no se sorprenden, pues “el niño meón” podría amanecer caracterizado de cualquiera de las maneras.

obras_de_arte_destrozadas_26

El Ayuntamiento de Verona, Italia, tiene que retirar dos veces al año, la cantidad de mensajes de amor que los turistas dejan en la fachada de la casa de Julieta

obras_de_arte_destrozadas_30

No es que se trate de un acto vandálico ni mucho menos, pero sí curioso, y es que miles de enamorados atestan con notas de amor la mítica fachada diariamente, las cuales son retiradas en víspera de San Valentín y el 17 de Septiembre, fecha del cumpleaños de Julieta.

obras_de_arte_destrozadas_31

Además, bajo el famoso balcón -que aunque la casa sea del s.XII, fue añadido a principios del s. XX-, todo el mundo se agolpa para tocar el seno derecho de la estatua de Julieta. Según cuenta la tradición, si hacemos esto encontraremos el amor verdadero. Esto explica que, al igual que pasaba con los testículos del toro de Wall Street, el seno derecho de Julieta esté considerablemente más desgastado que el otro.

obras_de_arte_destrozadas_44

El mosaico de este toro en la Galería Vittorio Emmanuelle de Milán, Italia, que concede deseos si le pisas los testículos

obras_de_arte_destrozadas_32

En el suelo de la galería hay cuatro escudos que representan las cuatro capitales de Italia: la cruz roja de Milán, el lirio de Florencia, La Loba de Roma y el Toro de Turín. En este último descubrirás una profunda hendidura provocada por los talones de la gente.

obras_de_arte_destrozadas_33

La tradición cuenta que se deben pisar los genitales del toro con el talón y dar tres vueltas sobre nosotros mismos sin levantar el pié, a la vez que pedimos un deseo sin decírselo a nadie. Por lo visto, si sigues el ritual correctamente volverás a visitar la capital y verás tu deseo cumplido.

Un niño rompió una pieza valorada en 15.000.000 de pesos -casi 5.000 €- en la feria ARCO de Madrid, España

obras_de_arte_destrozadas_34

Colombia fue el país invitado de honor en la última edición de la feria ARCO, celebrada el pasado mes de febrero en Madrid. La mala suerte quiso precisamente que la obra que quedó destrozada fuese precisamente de una artista colombiana, Adriana Marmorek.

obras_de_arte_destrozadas_35

Los testigos allí presentes aseguran que, sin querer, un niño se colgó de la base de la obra, lo que provocó que se soltase de la pared y cayese al suelo, rompiéndose por completo. Casualmente Ánima, que así es como se llamaba la obra, fue una de las favoritas de los Reyes de España.

obras_de_arte_destrozadas_36

La Piedad de Miguel Ángel sufrió una de las agresiones más famosas cuando, en 1972, un hombre se abalanzó sobre ella con un martillo en la Basílica San Pedro del Vaticano

obras_de_arte_destrozadas_39

Laszlo Todt consiguió burlar la seguridad, ocultando un martillo de geólogo bajo su ropa con el que arremetería contra una de las obras más importantes de Miguel Ángel. En total, le asestó hasta 15 golpes mientras gritaba “yo soy Jesucristo y he regresado de la muerte”. Inmediatamente después, Todt fue arrestado y llevado a prisión.

obras_de_arte_destrozadas_45

Afortunadamente, pudieron recuperarse los fragmentos rotos de la nariz, el párpado y la mano izquierda de la Virgen. Por medio de una resina procedente de Brasil, se logró reconstruir la pieza y devolverla su aspecto original.

Mary Richardson pasará a la historia por mutilar, con un cuchillo de carne La Venus del espejo, de Diego Velázquez

obras_de_arte_destrozadas_42

Richardson asestó siete cuchilladas a la pintura, causándole severos daños, sobre todo a la zona de la espalda y los hombros de la Venus. Por suerte, los daños fueron reparados con éxito por el restaurador jefe de la National Gallery de aquel entonces.

obras_de_arte_destrozadas_43

En una entrevista en 1952, describía así su ataque:

El primer golpe con mi hacha rompió el cristal protector. Pero, por supuesto hizo algo más que eso, hizo que el detective del museo se levantará de su silla con el periódico aún en su mano y rodeará su lujoso asiento de terciopelo rojo mirando a la cúpula de cristal que acaba de ser reparada. El ruido del cristal también llamó la atención del guarda que en sus frenéticos intentos por alcanzarme resbaló en el pulido suelo y cayó de cara, por lo que tuve un tiempo extra para asestarle cuatro cuchilladas más antes de ser atacada

Fuente: habitissimo, El Periódico, historiasdenuevayork, blogodisea, wikipedia (Gran Muralla China), venere, fotolog, absolut-milan, revistaatticus, aryse

Publicado en Cultura y ocio