Si existe algún lugar capaz de ponernos los pelos de punta solo con nombrarlo, esos son los hospitales mentales abandonados del siglo pasado.

Y es que, en aquella época, el campo de la salud mental era un completo desconocido, y por ello las terapias, tratamientos y procedimientos clínicos que allí se impartían, independientemente del tipo de enfermedad, hoy son vistos como una tortura inhumana que nos aterroriza.

Desde la lobotomía hasta el electrochoque, pasando por una gran cantidad de aparatos inmovilizadores, más propios de una sala de torturas de la Edad Media que de una institución sanitaria, hoy os mostramos cómo era la realidad en estas instituciones:  

Las contenciones eran mucho más crueles

psiquiatricos_1900_1
Las contenciones frecuentemente se usaban para proteger a los pacientes de las autolesiones, así como para mantener a salvo a todo el mundo a su alrededor.

Sin embargo, en aquellos tiempos tempranos de la salud mental, las contenciones eran aterradoras. A veces serían tan malas que terminaría provocando un trauma mayor en las personas que eran aplacadas con estos sistemas. Afortunadamente, hoy día tenemos leyes que protegen a los pacientes de estas crueles prácticas.

Había un montón de razones por las que ser internado

psiquiatricos_1900_2
“Pereza”, “histeria femenina”, “masturbación y sífilis”, “trastornos menstruales”, “ataques epilépticos”, “entusiasmo religioso” o “asma” eran sinónimos de una posible admisión en una de estas instituciones. Es escalofriante pensar en toda la gente que debió deambular por aquellos pasillos, solo por comportarse de una manera que hoy vemos completamente normal.

Las máquinas de dar golpes fueron pensadas para aliviar los síntomas del paciente

psiquiatricos_1900_3
Hace 100 o 150 años, la gente inventaba todo tipo de idioteces para tratar a los pacientes. En concreto, la función de esta máquina era intentar aliviar el estrés. Sin embargo, es muy probable que cualquier persona que pasara por ella viera agravados sus síntomas.

Se pensaba que el placer por cuenta propia era conductor a la locura

psiquiatricos_1900_4
En aquella época se pensaba que la masturbación podía llevar a la locura. Muchos pacientes con enfermedades mentales graves tenían problemas para contenerse a sí mismos y se masturbaban por todas las instalaciones. Estos cinturones tenían el cometido de evitar que los pacientes se tocaran.

Sin embargo, la estimulación genital era una forma de tratar la histeria femenina a mediados del s.XIX

psiquiatricos_1900_5
Durante la época victoriana era muy común que una mujer fuese diagnosticada con histeria. Sus síntomas incluían desfallecimientos, insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, respiración entrecortada, irritabilidad, fuertes dolores de cabeza, pérdida de apetito y, ojo al dato, tendencia a causar problemas.

Las pacientes con histeria femenina debían recibir un tratamiento conocido como masaje pélvico, en la que el doctor estimulaba los genitales de la mujer hasta producirle un orgasmo. Al parecer, lo hacían porque consideraban que el deseo sexual reprimido de las mujeres era una enfermedad. Otra forma habitual de tratarlas era con el lavaje vaginal, el cual podéis ver ilustrado en la imagen de arriba.

Las terapias de vapor eran frecuentes para calmar a los pacientes

psiquiatricos_1900_6
Otro espeluznante dispositivo que era muy usado para calmar a los pacientes, aunque dudo mucho que consiguieran relajarse metidos ahí dentro.

Las mujeres eran ingresadas en los hospitales psiquiátricos con mayor frecuencia que los hombres

psiquiatricos_1900_7
Para que os hagáis una idea, hubo un tiempo en que los hombres pensaban que si una mujer era asidua a la lectura, esta acabaría loca. De hecho, llamó mucho la atención el caso de una mujer que pasó largos años en una institución mental por haber sido encontrada leyendo a las 5:30 de la madrugada.

El hacinamiento era un problema

psiquiatricos_1900_8
Algo completamente lógico, si pensamos que por cualquier absurda razón te ingresaban en estas instituciones. El hacinamiento llevó a brotes de violencia, así como a castigos innecesarios y crueles.

Los manicomios eran sitios donde muchos familiares y cónyuges ingresaban al paciente por no querer cuidar de ellos o entenderles. Esto condujo a historias y trágicos finales desgarradores.

Incluso niños vivían en estas instituciones

psiquiatricos_1900_9
Muchos niños con alguna discapacidad mental o trastornos del aprendizaje eran enviados aquí, debido a que a sus padres no les importaban lo suficiente como para manejar la situación ellos mismos. Hoy en día, afortunadamente disponemos de las herramientas y los lugares adecuados para cuidar de estos niños con necesidades especiales.

La terapia por electrochoque era de uso común

psiquiatricos_1900_10
Una práctica que se utilizaba comúnmente y era aterradora. Lo único que conseguían estos tratamientos era empeorar la situación del paciente, e incluso el proceso podía ser fatal a veces; esto solo conducía a pacientes más tranquilos, pero no necesariamente más saludables.

Así como la lobotomía

psiquiatricos_1900_11
Aún más horrible que el anterior. Básicamente, una lobotomía era capaz de convertir a alguien creativo y brillante, aunque afectado por un trastorno mental, en un auténtico zombi. La persona que se sometía a ella perdía su personalidad e intelecto, volviendo a un estado infantil que les impedía volver a cuidar de sí mismos.

Ser homosexual era un motivo de confinamiento en estos aterradores hospitales

psiquiatricos_1900_12
Más lamentable aún si cabe. La homosexualidad fue considerada como una enfermedad de salud mental, por lo que la mejor manera de tratarles era enviándoles a una de estas instituciones.

La religión era la mejor cura

psiquiatricos_1900_13
Hace 100 años, mucha gente creía que la mejor terapia posible para que un enfermo con un trastorno mental se curase era la religión.

Antiguamente, si no eras religioso y no mostrabas comportamientos lo suficientemente piadosos, la gente podía creer que estabas loco. Probablemente aquellas personas estaban más cuerdas, y a pesar de todo se les enviaba a estas instituciones para ser tratados.

Hace 100 años se sabía mucho menos sobre la salud mental

psiquiatricos_1900_14
Hoy en día, la salud mental sigue siendo una de las partes más misteriosas de la medicina. Pero hace 100 años, era aún peor.

Actualmente es muy fácil fijarse en todas aquellas prácticas y pensar en lo terribles y absurdas que eran pero, en aquellos tiempos, los médicos simplemente hacían lo que creían que era lo mejor para entender lo que estaba mal y cómo podían solucionarlo.

Sin embargo, hoy en día todavía no somos capaces de saber exactamente cómo solucionar muchos problemas de la mente humana, principalmente porque el cerebro sigue siendo un gran desconocido, pero no cometemos aquellas salvajadas.

Muchas de estas instituciones fueron abandonadas

psiquiatricos_1900_15

Muchos de estos centros fueron abandonados mayormente por la incapacidad de los gobiernos para mantenerlos a flote por las grandes demandas. Actualmente, estos emplazamientos se han convertido en un patrón recurrente dentro del cine, que ha inspirado argumentos como el de una de las temporadas de American Horror Story, así como infinidad de películas de terror.

Vía: therichest, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro
Imágenes: therichest

Publicado en Insólito