Jamás nos cansaremos de decir que el cuerpo humano también puede ser un lienzo en el que exhibir tatuajes que tienen un significado para nosotros, y más cuando los modelos escogidos pertenecen a uno de los pintores con más talento del último siglo, Gustav Klimt.

El pintor modernista realizó obras que han marcado un antes y un después en el mundo del arte. Su simbolismo aún hoy sigue cautivando a todos aquellos que amamos la pintura. Así pues, tatuados y tatuadores han decidido plasmar algunos de los elementos más famosos de sus obras, constituyendo unos tatuajes realmente fascinantes.

La rebeldía, el erotismo y la sensualidad de sus composiciones, así como conceptos como la vida y la muerte o el amor están presentes también en estos tatuajes. De ahí su magia. A continuación te dejamos con algunos de los mejores tatuajes basados en la obra de Gustav Klimt, por si estabas pensando en reivindicar tu vena artística a través de tu cuerpo:

Gustav Klimt (1862-1918) nació en Baumgarten, Austria, y se ganó una merecida reputación gracias a su estilo artístico decorativo y erótico. Como uno de los pintores de referencia de la corriente Art Nouveu, Klimt fue considerado un rebelde para su época, comparando sus obras con el arte tradicional académico de entonces.

Algunas de las obras más famosas fueron El Beso, el Retrato de Adele Bloch-Bauer I, El Árbol de la Vida o Las Tres Edades. Casi todas las mencionadas, o al menos las partes más características de algunas de estas obras pictóricas, son fascinantes incluso como tatuajes. Prueba de ello son estos maravillosos ejemplos que estamos viendo.

tatuajes_klimt_11

Ya sabéis, si aún no habíais conseguido elegir un tatuaje de vuestro gusto, ¿por qué no probáis con un diseño de Klimt?

Vía: Boredpanda

Publicado en Salud