16 sorprendentes usos que puedes darle a la cáscara de naranja

Enlace patrocinado
por Alberto Díaz Pinto
el 24/10/2016 en Trucos para casa

naranjas_1

Si bien la naranja es una de las frutas más extendidas y saludables que existen -con un gran número de propiedades gracias a su alto contenido de vitamina C, varios bioflavonoides, fibra, ácido fólico, calcio, potasio o fósforo, entre otras-, su cáscara también puede ser utilizada para cosas sorprendentes y que desconocíamos.

Así pues, cuando conozcáis estas 16 formas distintas de utilizar la piel de las naranjas, jamás volverán a terminar en la basura:

1. Para hacer té. Se puede trocear la cáscara en tiras y dejarla secar completamente para añadírsela a vuestro té favorito.

2. Para aromatizar cajones y armarios. Basta con colocar unas cuantas cáscaras secas de naranja en una bolsita de muselina.

3. Como especia en determinadas comidas, así como en diversos postres para darle un delicioso sabor anaranjado.

4. Agrega un poco de cáscara de naranja en tus baños, pues el aceite esencial de la piel de la naranja quedará impregnado en tu piel.

5. Exfoliante corporal: en un bol añade aceite de coco, azúcar y la piel de una naranja rallada.

6. Blanqueador dental: algunos dicen que la acidez de la cáscara, si la frotamos contra nuestros dientes regularmente, es realmente útil para blanquearlos.

7. Como repelente para insectos: Los mosquitos, así como la mayor parte de los insectos, son sensibles a los olores. Y los olores cítricos no les gustan demasiado, por lo que puedes colgar unas cuantas tiras de piel de naranja en puertas y ventanas para ahuyentarles. Del mismo modo, también podéis frotárosla por la piel y así evitaréis las picaduras.

8. Frotar la piel de las naranjas en encimeras y fogones es increíblemente útil para eliminar las manchas de grasa más difíciles.

9. Introduce piel de naranja en un bote de vinagre blanco y obtén un limpiador natural para tu hogar.

10. Confitar las cáscaras de naranja para crear un dulce delicioso.

11. Añadírsela a alimentos que comemos habitualmente, como a las tostadas, cereales, yogur o ensaladas, puede ser una opción genial para aprovecharnos de sus increíbles y saludables beneficios.

12. Para hacer velas. Para ello se debe pelar la mitad de una naranja, dejando la piel entera. La parte blanca que queda en mitad será nuestra mecha. Después, añadimos un poco de aceite vegetal -el mejor y mas agradable es el de oliva- y, si se desea, unas gotas de aceite esencial del aroma que nos guste.

13. Como mascarilla facial. Mezcla dos cucharadas de cáscara de naranja con miel hasta formar una pasta que posteriormente podréis aplicaros en la cara. Resulta muy buena para las cicatrices del acné y el rejuvenecimiento facial.

14. Para extraer la humedad de otros productos, como por ejemplo el azúcar moreno y evitar así que se apelmace.

15. Coloca unas cáscaras de naranja debajo de la bolsa de basura. Con ello mantendremos los malos olores a raya.

16. Perfumar tu casa. Hierve unas cuántas cáscaras de naranja y verás como de la olla emana un delicioso olor a naranja que perfumará tu casa en cuestión de minutos.

Vía: shareably, traducción y adaptación por La Voz del Muro.

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más