Hay muchas cosas que engañan a primera vista. Las viñetas de Ben Cameron son una de ellas. Bajo un aspecto infantil, simpático e incluso entrañable, se encuentran las historias más desgarradoras que hemos visto en mucho tiempo.

Se encuentran todas recopiladas en un libro llamado Tragidoodles, que podríamos traducir como “Tragigarabatos”. Cada una de sus mini historias es más triste aún que la anterior. Incluso cuando sus protagonistas son objetos inanimados, no podremos evitar soltar alguna mueca de disgusto y tristeza.

Ben Cameron presenta Tragigarabatos

Una fiesta en la que un limón no querría estar

En busca del amor

Pobre bolsa de té

Vivir en la ignorancia

vinetas con aspecto tierno pero desgarradoras 112¡Ay madre!

Qué pena

El triste final de un caballo de carreras

Tanto trabajo para nada

La oruguita que no podía volar

Un final dulce

Solo pide una cosa

Han visto demasiadas cosas

Aun siendo solo velas, da mucha congoja

Toda una vida sin hablar con nadie

Maíz con miedo a lo desconocido

Las apariencias son muy malas amigas

Fuente: Ben Cameron, Deadbees, Doodlesbyben, Artículo escrito y viñetas traducidas por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea