Ser padre no es fácil. Es un trabajo a jornada completa, 24 horas al día y que exige todo tipo de esfuerzo y dedicación. Si a esto añadimos que los críos suelen ser bastante trastos y no se están quietos ni un instante, no queda más remedio que convertirse en un superhéroe y desarrollar supersentidos para garantizar su seguridad. En estos momentos, una milésima de segundo puede suponer la diferencia entre un día de risas o un día de llantos con chichón incluido, y eso lo saben bien estos padres.

Suena a broma, pero después de ver este vídeo empezarás a tomártelo más en serio. Hay padres que desarrollan una especie de sentido arácnido que les mantiene siempre alerta ante cualquier imprevisto.

Mención especial merece el de el señor que está dormido en el sofá al lado de su hija  y que ya habíamos visto antes. Cada vez lo tenemos más claro ¡ese hombre es Peter Parker sin duda!.

Fuente: Canal de YouTube de AFV

Publicado en Familia