Ya está aquí la primavera, y aunque en muchos rincones del mundo se han lanzando a celebrar la llegada de tan festiva estación, en pocos sitios se convierte en un ícono como en Japón, con la elegancia y delicadeza de sus cerezos en flor.

No solo por la belleza con que se tiñen sus parques y jardines, sino por la extraordinaria explosión de vida que experimentan sus ciudades. Ya que apenas se abren las flores, los japoneses salen a pasear y disfrutar de las vistas.

Para los lugareños, la floración de los cerezos simboliza la vida humana, la transitoriedad y la nobleza. Sin embargo su belleza es etérea, y pronto marchita y cae, dando paso al fruto y a la transformación. Un momento casi espiritual que no debes perderte.

1. Navegando por el río Sakura – Parque Inokashira

2. Vista aerea del río Sakura y los pétalos llevados por la corriente.

3. Monte Yoshiko – Japón.

4. Dos personas descansan en un banco mientras contemplan a los árboles florecer.

5. Abrazo de madre e hija bajo la nieve de cerezos.

6. Campos de cultivo en contraste con los cerezos en flor.

7. Chidorigafuchi, uno de los mejores lugares para contemplar la flor.

Los japoneses adoran celebrar la floración con largos paseos y visitas bajo los mantos rosados.

8. Rivera del Sakura teñida de violenta.

9. Farolillos japoneses iluminan las flores al atardecer

10. Paraguas de colores soportan la lluvia de pétalos.

11. Detalle de las ramas junto al río.

12. Al final de la vía

13. Transición

Una de las principales atracciones es pasear cuando sopla el viento, pudiendo contemplar cómo la brisa arranca los pétalos. Casi parece una tormenta de nieve, si no fuera por el agradable olor que lo embriaga todo.

14. Rosa claro casi blanco

15. Sobre la autopista permanecen en silencio

16. Río rosa

17. Turista fotografía a un pato rodeado de pétalos

18. La protagonista

Las imágenes han sido publicadas por el famoso concurso semanal, Your Photo de National Geographic, que ha querido celebrar así la llegada de la primavera.

Fuente: Your Photo de National Geographic Vía: twistedsifter.com

Publicado en Cultura y ocio