Voy a cumplir 40 dentro de poco y estaría mintiendo si no reconociera que me molesta envejecer. Sin embargo, debo estar feliz porque estos años me han enseñado muchas cosas que ignoraba cuando era joven.

Mi vida es buena y puedo decir que estoy satisfecha, pero en nada se parece a aquella vida que imaginaba en mi cabeza cuando tenía 30 años. Hoy sé que derribar mitos, tener expectativas realistas y poner los pies en la tierra, me habrían ahorrado más de un disgusto.

Hay cosas que sólo podrías haberte dicho a ti misma si viajaras al pasado, pero al menos podemos aconsejarnos las unas a las otras. Por eso aquí tienes 20 cosas que las mujeres brutalmente honestas de 40 años quieren decirle a las de 30, un testimonio fabuloso que Rendy Wedden publicaba en LifeHack

1. Amate y acéptate a ti misma.

mujeres reflexion 1
Creo sinceramente que si me hubiera aceptado a mi misma con mis virtudes y defectos, me hubiera evitado mucho sufrimiento. Conocerte a ti misma y aceptarte es la clave para poder sacar el jugo a la vida. Sólo quien se ama y gusta a sí misma, puede amar y ser feliz con una pareja teniendo una relación saludable y equilibrada.

2. Alimenta tu yo.

Cumplir con tus obligaciones no tiene sentido si no disfrutas de la vida, y tu vida será mejor cuanto más alimentes tu interior. Aprender nuevas habilidades, hobbies y nutrirse de lecturas y actividades culturales te enriquece y te da paz, calidez, libertad y autoestima.

3. Encuentra una red de apoyo.

Durante muchos años intente ir por la vida sola, sin ayuda de nadie. Más tarde me di cuenta de que una red de apoyo, rica en en amigos y personas agradables, no sólo es más gratificante sino necesaria para ampliar tu mundo. Encontrar y cultivar nuevas relaciones te mantiene activa y refuerza tu personalidad, por lo que es muy importante.

4. Sé auténtica.

wolfgangfoto

wolfgangfoto

Durante algunos de los periodos más oscuros y tristes de la vida me vi a mi misma llevando una máscara que me constreñía. Querer encajar era más importante que ser yo misma. Una vez que comencé a mostrarme como realmente era, encontré a gente que era como yo y sonreír sinceramente nunca fue un problema.

5. Vive para ti.

Una gran parte de las decisiones que tomé en la vida, las hice pensando en agradar a otras personas. Eso me restó tiempo para mi misma, complicando todo.

Una vez que comienzas a tomar las decisiones que realmente son buenas para ti, la vida se hace más fácil.

6. No te comprometas demasiado con las personas.

Obviamente el compromiso es necesario para un relación, pero esto no es una unión indisoluble. Durante la vida las necesidades de ambas personas van evolucionando y cambiando, si siguen el mismo camino es fácil, pero si divergen hay que evaluar la relación.

Tanto por él (o ella) como por nosotras, el compromiso no debe de matar los sueños de nadie.

7. Viaja más.

mujeres reflexion 7
Este es probablemente una de las cosas de las que más me arrepiento. Cuando era joven gastaba mi dinero con algún viaje y en comprar cosas para disfrutar. Luego llegaron los niños y los viajes se acabaron aunque pude seguir comprando. Si lo hubiera sabido antes, de joven habría gastado todo mi dinero en viajar y cuanto más lejos mejor. Las cosas pueden comprarse más adelante pero los viajes y experiencias no.

Viajar es una sensación de libertad impresionante que hace tu mundo más grande y te abre los ojos a nuevas culturas.

8. Preocúpate menos.

Preocuparse no cambia las cosas, sólo te cambia a ti misma. Las preocupaciones te amargan el carácter, y te mantienen en un estado de ansiedad insano. Así que deja de preocuparte de las cosas y pasa a ocuparte de ellas.

9. Deja de comparar.

Comparar tu vida con los demás, ya sea en persona o por Facebook, no es un ejercicio sano. Una vez que te das cuenta de que compararte con otras personas sólo te baja la autoestima, aprendes a ignorar este impulso. Recuerda que siempre habrá alguien más inteligente, más guapo, más fuerte, etc. Acéptalo cuanto antes. No intentes ser como otra personas, sólo intenta ser una mejor versión de ti misma.

10. Olvídate de las expectativas.

mujeres reflexion 2
Crecí con los cuentos Disney grabados a fuego en el cerebro. Ya sabes mujer bonita, palacio y príncipe azul: felices para siempre. Tras mi fracaso matrimonial tiré todas las expectativas a la basura y me esforcé por cumplir con las cosas que dependieran de mi trabajo y perseverancia.

Una expectativa que depende de otra persona es en realidad un resentimiento premeditado.

11. Vive para trabajar pero no trabajes para sobrevivir.

El trabajo no tiene por qué ser algo que te amargue la existencia, es decir, si disfrutas de tu vocación puede ser algo que te realice como persona. Aquí no entramos a discutir cuánto tiempo tienes que dedicar al trabajo y cuánto a la familia, pues sin lugar a duda tu trabajo no debe estar por encima de ellos. Me refiero a que hay que vivir tu profesión y disfrutar.

Si volviera a empezar probaría muchos trabajaos hasta encontrar uno que me gustará para luego intentar hacerme la mejor en lo mio. Aceptar lo primero que te llegue y quedar atrapada en un empleo a cambio de un salario, no te hará feliz.

12. Ahorra.

Pensabas que no hace falta decir algo así, ¿verdad? Pero cuando miro mi cuenta corriente y pienso en cómo financiare mi vejez, rezo por no tener ninguna sorpresa. Durante estos años compre muchas cosas que no necesité realmente y hoy ese dinero podría ser un colchón que me diera tranquilidad.

13. Da más.

mujeres reflexion 6

Con el tiempo comprendí que ayudar a otros te hace feliz. Y la ayuda no tiene por qué ser monetaria, pues nada tiene mayor valor que tu tiempo. Como voluntaria conocerás gente, olvidarás tus problemas y valorarás las cosas buenas que tiene tu vida.

14. Perdónate y perdona a los demás.

Durante muchos años permanecí enfada conmigo misma y con los demás, 100% segura de la culpa. Cuando entendí que la imposibilidad de perdonar mis errores y los de otros me impedía ser feliz, decidí cambiar.

Deshacerte de esta carga no es fácil, pero créeme si te digo que es necesario. Deja el pasado atrás, mira adelante firmemente, perdona y olvida. Libre de rencor estarás lista para sonreír a la vida.

15. No gastes tiempo en personas negativas.

A veces es complicado dejar de relacionarse con personas negativas, especialmente si son familia o amigos, pero debes de comprender que estamos en nuestro derecho de elegir el tipo de amigos que quieres y con quienes disfrutar de tu tiempo libre. Poner límites y evitar las emociones negativas no es ser egoísta, es ser inteligente y saber que los que no te enriquece no merece la pena. Te aseguro que una vez libre de personas negativas, la vida se vuelve más sencilla y alegre.

16. Decir “NO” es muy importante.

mujeres reflexion 8
Estamos programados para agradar y decir “NO” se nos hace imposible, pero no se puede agradar a todo el mundo. Decir “no” a algo y actuar de conciencia es necesario; exponer tus razones y argumentos es opcional pero recomendable. No se trata de justificarse sino de que las otras personas te comprendan y de que tú no acabes obligada a hacer cosas con las que no estás de acuerdo.

17. Piensa bien antes de decir “Si, quiero”.

Me he divorciado y es difícil aceptar que hasta que no pasé por una separación no supe lo que quería, lo que necesitaba y lo que merezco. Es fácil hundirse y negar la realidad: yo valoraba el tiempo que pasaba con alguien pero no la calidad, y en base a eso me casé pensando que todo cambiaría para mejor por si sólo. Efectivamente todo cambió, pero sólo a peor.

Si no sientes que la relación que tienes puede ser para toda la vida o si hay muchos “peros” que cambiar, tal vez no estés con tu pareja ideal. Puede que os queráis, pero además de amor las relaciones tienen que funcionar.

Es más fácil acabar una relación antes de cometer un error, que después de dar el sí quiero.

18. Disfruta de las pequeñas cosas.

mujeres reflexion 3
Obsesionados por el trabajo, la banalidad y pegados a la pantalla de nuestros teléfonos móviles, olvidamos a menudo desconectar y relajarnos.

Disfrutar de las pequeñas cosas te ayuda a ser feliz. Hay mucha belleza en una puesta de sol, mucho placer en un baño relajante y mucho amor en un abrazo.

El mundo se mueve tan rápido, que si no te detienes a mirar, te lo perderás.

19. Deja de preocuparte por lo que piensen los demás.

En un ejercicio totalmente narcisista pasamos el tiempo secretamente preocupados por lo que los demás piensan de nosotros. Una vez comprendes que lo que piensen los demás sólo les incumbe a ellos, te sientes más libre de decir y hacer lo que necesitas. Recuerda es imposible complacer a todo el mundo, por lo que debes centrarte en ser sincera contigo misma.

20. Cambia.

metodo kaizen4
Somos resistentes al cambio, nos da miedo. En lo personal pensamos que no cambiar es ser auténtica, pero eso es estúpido. Cambiar es necesario para poder crecer personalmente, superar nuestro miedo y limitaciones y ser mejores.

La vida es cambio y y debemos estar listas para asumir los retos que se presenten.

Fuente: lifehack.org

Publicado en Moda y belleza