La masacre humanitaria del grupo terrorista Boko Haram parece no tener fin. Si su actividad armada no es suficiente, ahora se ha sabido que gran parte de las mujeres a las que secuestraron han sido violadas.

Nigerian refugees in Gagamari camp, Diffa region, Niger

En concreto, el grupo liberó la semana pasada a más de 7.000 mujeres, y, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU), la inmensa mayoría de ellas fueron violadas. Entre el grupo no sólo se encuentran mujeres adultas, sino también niñas.

Además, 214 de estas mujeres no sólo fueron violadas, sino que actualmente están embarazadas o han dado ya a luz. Gran parte de ellas, según los psicólogos, presentan el famoso síndrome de Estocolmo de empatía y dependencia hacia sus secuestradores. Actualmente están siendo inspeccionadas por los médicos para averiguar si tienen alguna enfermedad grave de transmisión sexual.

Niñas reclutadas como esclavas sexuales

Desde que Boko Haram comenzara su lucha armada, este ejército nigeriano no ha parado de reclutar a mujeres y niñas como esclavas sexuales y para someterlas a violaciones o a matrimonios no consentidos, además de hacer la comida y las tareas rutinarias.

Pero no acaba ahí la cosa. Según el propio FPNU, algunas de ellas también fueron reclutadas para combatir en territorio enemigo.

Publicado en Miscelánea