Miniserie de ocho episodios donde un profesor de literatura debe evitar que asesinen a Kennedy. Esta es la premisa inicial a la que no dan demasiadas vueltas para meternos de lleno en un thriller de viajes en el tiempo donde la idea principal resulta precipitada, desaprovechada y poco coherente dentro de su propio imaginario. En tan pocos capítulos resulta curioso que haya tanta subtrama de relleno y que en vez de centrarse en la misión clave, esta quede relegada a un desenlace final que debería haberse desarrollado más extensamente. Muchos nombres conocidos en una producción muy llamativa pero de la que se puede prescindir.
Mi puntuación: 4/10  

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://cinedepatio.blogspot.com.es/2017/01/221163.html