En ciertos momentos no pensamos más allá de ese mismo instante. Nuestras decisiones dependen de tantas cosas como de ninguna, siempre influye cómo seamos y lo que queramos. Pero a veces tomar un camino u otro puede condicionar más de lo que nunca hubiéramos creído. 

Pero sobre todo, las pequeñas cosas que no vemos son las que poco a poco pueden acabar destruyendo nuestra vida. En esta línea, hacer la carrera que tus padres quieren y no la que tú deseas o estar con alguien solo por no estar solteros es más peligroso de lo que creemos. Puede que sean solo detalles, pero pequeños hechos así pueden arruinar tu vida por completo. 

1.- Coger un trabajo que no te gusta para pagar las facturas y “olvidarte” de dejarlo.

2.- Estar con alguien que no te guste realmente, solo porque pienses que es mejor que estar soltero. 

3.- Protegerse del fracaso y la gran cantidad de lecciones que éste podría enseñarnos.

4.- Estudiar lo que tus padres querían para ti sin hacer caso de lo que realmente deseas tú.

5.- Quedarte en un sitio cuando en realidad lo que deseas es irte y explorar nuevos lugares.

6.- O irte a recorrer mundo cuando lo único que quieres es quedarte en ese único lugar.

7.- Atarte tanto a un único sentido de tu personalidad que se te olvide que está permitido experimentar y crecer y cambiar.

8.- Obsesionado tanto con ahorrar dinero que se te olvide invertir en la vida misma, que está pasando rápidamente por tu lado.

9.- Que constantemente dejemos las cosas para cuando hayamos ahorrado más, estemos más preparados o más formados.

10.- Basar la mayoría de sus decisiones en el miedo al rechazo y no el potencial para crecer.

11.- Amar solo a aquellos que tienen sentido para ti.

12.- Quedarte con el corazón destrozado y esperar a que alguien venga a arreglártelo en vez de sanarlo por ti mismo.

13.- Pasar tanto tiempo echando de menos el pasado que se te olvide construir un presente o un futuro.

14.- Enamórate de alguien que hace que no te quieras a ti mismo.

15.- Obsesionarte con lo que crees que mereces en lugar de salir y luchar por lo que realmente quieres.

16.- Estar esperando a que la vida sea justa en cualquier momento.

17.- Permitir que tus sentimientos dirijan tu vida en lugar de ponerlos en el asiento del pasajero.

18.- Adormecer u ocultar tus sentimientos hasta el punto de que te roben la oportunidad de establecer conexiones reales con las personas.

19.- Dejar que el miedo al ridículo triunfe sobre el poder de la autenticidad.

20.- Centrarse en la búsqueda de la felicidad a corto plazo en lugar de mirar por nosotros mismos a largo plazo.

21.- Llegar a ser tan extremista con los objetivos que toda pasemos toda la vida buscando cumplir el siguiente objetivo.

22.- Pensar que tus relaciones con otras personas pueden compensar la relación que nos falta con nosotros mismos.

23.- O pensar que la relación que tenemos con nosotros mismos puede compensar o suplir las relaciones que no tenemos con otras personas.

24.- Negarse a dar el primer paso en cualquier situación a menos que estemos absolutamente seguros de que tendrá éxito.

25.- Olvidar de parar un segundo a considerar todas las formas en las que, en cualquier momento o lugar, puedes estar saboteando tu propia vida.

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
http://thoughtcatalog.com/heidi-priebe/2016/07/25-ways-to-accidentally-ruin-your-life-by-25/