Hay cosas que el dinero no puede comprar; pequeños placeres que pueden disparar tu felicidad y hacerte recuperar la fe en el ser humano. Descubre 25 pequeños placeres de la vida que el dinero no puede comprar. 

Shutterstock

Escuchar accidentalmente a alguien hablando bien de ti.
Un buen ataque de risa.
Levantarte de la cama peinado y con un look fabuloso.
Darte cuenta de que has pasado una conversación telefónica completa sonriendo.
Dormir junto a alguien que realmente amas.
Un olor o fragancia que sea capaz de transportarte a tu infancia.
Cuando tu canción preferida termina justo cuando aparcas el coche. 
El instante en el que algo que no entendías cobra sentido en tu cabeza. 
Que tu corazón se acelere unos segundos al ver a la persona que te gusta.
Que alguien que no ves en mucho tiempo se acuerde de ti de repente y decida telefonearte.
Escuchar una canción antigua que hace años no disfrutabas y darte cuenta de que aún recuerdas la letra. 
Conocer a alguien y darte cuenta de que existe una química perfecta entre ambos.
Cuando apenas has estudiado pero en el examen cae justo lo único que sabías. 
Reír tan fuerte que empieces a llorar. 
Hacer una suposición, apuesta o elección al azar y acertar.
Cuando encuentras el regalo perfecto para alguien nada más empezar a buscar. 
Despertar confundido y darte cuenta de que es fin de semana y puedes dormir un poco más.
Que alguien te haga sentir mariposas en el estomago.
Darte cuenta de que no hay ningún otro lugar en el mundo en el que preferirías estar. 
La agridulce sensación de terminar un libro increíblemente bueno. 
Encontrar el nombre de una canción que llevas años tratando de saber. 
Que el tiempo te dé la razón.
Contemplar como un matrimonio de edad muy avanzada se ama y cuida después de tanto tiempo. 
Dormir en tu propia cama después de una larga ausencia. 
Mirarte al espejo y estar totalmente satisfecho de lo que ves. 

Y es que las mejores cosas de la vida no tienen precio. Que en el año que viene puedas disfrutar de todas. 

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://nedhardy.com/2016/11/14/45-simple-pleasures-that-money-cannot-buy-2/