Hace unas semanas os contábamos en qué consistía la técnica fotográfica de la doble exposición y de los maravillosos resultados que se pueden lograr con ella. Se trata de una técnica analógica antigua en la que cosiste exponer varias veces un mismo negativo o fotograma, con la intención de fusionar varios motivos en una sola imagen.

Hoy os hablaremos de una técnica que, además de haberse utilizado muchísimo en el mundo del cine, habréis usado en alguna ocasión para crear ilusiones ópticas alucinantes. Os hablo de la perspectiva forzada, una técnica llevada a cabo en fotografía, cine y arquitectura. Como os decía, tiene la finalidad de crear una ilusión óptica, haciendo que algún objeto parezca considerablemente más grande, más pequeño, más cercano o más lejano de lo que realmente es o está.

Veamos los increíbles resultados que se pueden obtener con esta técnica tan sencilla pero tremendamente eficaz:

imagenes_perspectiva_1

imagenes_perspectiva_2

imagenes_perspectiva_3

imagenes_perspectiva_4

imagenes_perspectiva_5

Lo que hay que tener muy presente con esta técnica fotográfica, es que la clave reside en la creatividad y la imaginación. Conseguiremos este efecto mezclando el fondo de la fotografía con el primer plano, haciendo que parezca que los dos objetos tienen la misma importancia.

En efecto, los objetos que escojamos tendrán tamaños distintos. Es precisamente esto lo que conseguirá engañar a nuestros ojos, creando así la ilusión óptica de la que hablábamos.

imagenes_perspectiva_6

imagenes_perspectiva_7

imagenes_perspectiva_8

imagenes_perspectiva_9

imagenes_perspectiva_10

Antes de tirar o hacer la fotografía, debemos pensar detenidamente en la composición que queremos conseguir. Después, debemos colocar a las personas u objetos en el sitio adecuado y mover la cámara lentamente para lograr que ambos elementos conecten. Es mejor que muevas la cámara tú mismo, en vez de usar trípode, ya que así obtendrás mucho más margen de maniobra.

imagenes_perspectiva_11

imagenes_perspectiva_12

imagenes_perspectiva_13

imagenes_perspectiva_14

imagenes_perspectiva_15

Lo mejor, y más recomendable, es apostar por un zoom alto, ya que estarás obteniendo más libertad y espacio para entrelazar los elementos escogidos para nuestro montaje.

Además, dependiendo de qué forma saques la fotografía, conseguirás ampliar o reducir el tamaño de los elementos. De este modo, si bajas el punto de vista, mientras enfocas hacia arriba, lograrás que los elementos parezcan mucho más grandes de lo que son.

imagenes_perspectiva_16

imagenes_perspectiva_17

imagenes_perspectiva_18

imagenes_perspectiva_19

imagenes_perspectiva_20

Puedes jugar tanto con los objetos que elijas para tus montajes, como con la ubicación y el fondo de estos, de tal modo que resulte complicado determinar si se trata de una imagen o un objeto real.

También es muy importante jugar con la posición de nuestra cámara, ya que en muchas ocasiones conseguirás visiones ópticas colocando la cámara de forma horizontal, en vez de vertical, o viceversa.

imagenes_perspectiva_21

imagenes_perspectiva_22

imagenes_perspectiva_23

imagenes_perspectiva_24

imagenes_perspectiva_25

Estamos deseando ver cómo os ponéis manos a la obra y nos enseñáis de lo que sois capaces de hacer con la técnica de la perspectiva forzada. No dudéis en enviarnos vuestras creaciones favoritas a través de foro o directamente en Facebook.

Fuente: ravebin

Publicado en Cultura y ocio