Alabado por muchos y odiado por otros, Sigmund Freud dedicó su vida a reflexionar e investigar profundamente las relaciones humanas. Estas son sus frases más celebres sobre el amor, la psicología, la vida, los sueños y mucho más.

sigmund-freud

“La única persona con la que deberías compararte es con la persona que eras ayer. Esa es la persona a la que debes superar y en la que debes fijarte para ser mejor”.

“Entramos en el mundo solos y lo dejamos solos”.

“He sido un hombre afortunado en la vida: nada me resultó fácil”.

“Cada uno de nosotros tiene a todos como mortales menos a sí mismo”.

“La primera persona que lanzó una maldición en vez de una piedra fue el creador de la civilización”.

“Antes de que te diagnostiques con depresión o baja autoestima, primero asegúrate de no estar rodeado de idiotas”.

“Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”.

“Existen dos maneras de ser feliz en esta vida: una es hacerse el idiota y la otra serlo”.

“De nuestras vulnerabilidades vienen nuestras fortalezas”.

“La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas”.

“No hay en la vida nada más costoso que la enfermedad y… la estupidez”.

“Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentar; quien piensa en ganar, lleva ya un paso adelante”.

“La meta de la vida es la muerte”.

“El que sabe cómo esperar no necesita hacer concesiones”.

“Ser totalmente honesto con uno mismo es un buen ejercicio”.

“Cuando la inspiración no viene a mí, hago medio camino para encontrarla”.

“Cuanto más perfecto parezca un hombre por fuera, más demonios tiene dentro.”

“Si quieres vivir, prepárate para morir”.

“Las emociones no expresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas”.

“No existe ningún punto de partida si no se sabe bien a donde ir”.

“Los hombres son más morales de lo que piensan y mucho más inmorales de lo que pueden imaginar”.

“Solo la experiencia propia hace al hombre sabio”.

“El primer signo de estupidez es la completa falta de vergüenza”.

“No siempre estamos libres de cometer los mismos errores de los que nos reímos de los demás”.

“Las multitudes no han conocido jamás la sed de la verdad. Exigen ilusiones, sin las cuales no pueden vivir”.

“Cada persona tiene un deseo que no dice a los demás, y un deseo que no confiesa ni siquiera a sí mismo”.

Articulo realizado por La Voz del Muro

Publicado en Cultura y ocio