Por suerte, la casa a la que me he mudado ahora cuenta con un salón más o menos espacioso, pero en el apartamento que he estado viviendo varios años, si se me ocurría la idea de poner un árbol de Navidad, no podía entrar en casa.

Y es que la falta de espacio es cada vez más normal con el encarecimiento del suelo, y normalmente la gente que vive en grandes ciudades, lo sufre.

Ya hemos visto muchas maneras de aprovechar al máximo el espacio o hacer que la casa parezca más grande, pero cuando de decoración navideña se trata, poco hay que hacer… o no. Siempre hay una alternativa a la hora de poner nuestro árbol de Navidad, y en este vídeo de HackinLife, te explican 3 🙂

Fuente: HackingLife

Publicado en Hogar