Antes de cometer algún error a la hora de hablar de este deporte, situo mi figura como la de una aficionada que da su opinión más subjetiva, por lo que cuando digo que su ejecución es perfecta, lo hago por lo que me evoca su actuación, sin saber si el ejercicio debe realizarse manteniendo un número de grados mínimo de apertura entre las piernas que en algún momento no cumplen o si tienen que caer de una determinada manera, etc.

Explicado esto, muchos de vosotros compartiréis mi opinión cuando digo que de lo que fue capaz este equipo de gimnastas ucranianas durante el Campeonato del Mundo en Wroclaw, Polonia (2010) es digno de admiración. Tanto es así que quedaron terceras, despues de Rusia y Gran Bretaña, que también tuvieron unas actuaciones muy buenas, pero en las que quizá se valoró más la perfección olímpica que el espectáculo que estas chicas lograron alcanzar, y que trasmitieron a público y jurado.

Publicado en Cultura y ocio