3 trucos para saber inmediatamente si la miel que consumes en 100% pura

Enlace patrocinado
por Kike Pérez
el 24/11/2016 en Salud

En la era de la comida artificial, la carne sintética y la papilla de bebé llena de azúcar, la miel pura de abeja no podía quedar libre de sospecha.

La razón es que cada vez se consumen y venden más litros de miel al año.   Un dato que contradice el sentido común, pues con la muerte de las abejas y el descenso de su población, también lo hace la producción de miel pura.

Para satisfacer la demanda y continuar aumentando las ventas, son muchas empresas las que se han lanzado a vender miel adulterada a la que añaden jarabe de alta fructosa o glucosa comercial, dos aditivos frecuentemente utilizados para “estirar” la miel pura, aumentar el número de litros producidos e impedir que esta se solidifique con el tiempo o el frío.

No hay nada ilegal ni peligroso en esta práctica, siempre que el consumidor sepa lo que está comprando. Y es que, para variar, la mayoría de comerciantes olvidan indicar correctamente el tipo de miel en el etiquetado, sobre todo si te encuentras fuera de Florida o la Unión Europea. Aún así, las indicaciones sobre la calidad de la miel son muy sutiles, jugando como siempre al despiste, y con intención de hacer caja dándonos gato por liebre.

Afortunadamente existen varias formas de saber si la miel que compramos es pura o adulterada. Te las explicamos a continuación.

Vierte la miel en agua

La miel pura se hunde rápidamente y aunque puede diluirse en agua, forma grumos y es necesario remover para lograrlo. En cambio la miel adulterada se disuelve mucho más fácilmente y simplemente con caer al fondo del vaso se pierde gran parte de ella. Tampoco forma grumos.

Otra prueba buena es coger una cuchara de miel y sumergirla en el vaso, si permanece pegada a la cuchara es pura. Si se disuelve por el fondo, adulterada.

Quema la miel

Moja la punta de una servilleta de papel en miel y después préndele fuego con un mechero. Si la miel no arde y el papel se ennegrece sin hacer llama, la miel no es natural. La miel pura es capaz de arder con llama y uniformemente por unos instantes.

Comprueba su densidad

Uno de los métodos más sencillos para comprobar si la miel es pura es verter un gota en tu uña. Si esta se resbala rápidamente y se desparrama sin esfuerzo, se trata de miel adulterada.

La miel pura es densa y la tensión de una gota de miel muy alta, por los que una vez en tu uña, debería permanecer completamente formada sin resbalarse.

Otras formas de saber si la miel es pura es observar si hay cristales en su interior o se solidifica con el frío. Dos características naturales que las versiones adulteradas no cumplen.

La miel es un producto con grandes beneficios para la salud y un excelente remedio natural contra el resfriado y el dolor de garganta, de ahí que su pureza sea un aspecto importante.

Si quieres conocer más acerca del comportamiento de la miel pura y la adulterada y sus diferencias, aquí tiene un video en inglés que te mostrará las pruebas con todo detalle.

Fuente: How To Test if Honey Is Pure

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más