¿Pensabas que sabías todo sobre animales extraños? Te dejamos con tres animales sorprendentes con un comportamiento y cualidades, más sorprendentes todavía.

Publicado en Animales

Un cangrejo gigante que trepa a las palmeras y se come los cocos

El cangrejo de los cocoteros (Birgus latro) es el artrópodo terrestre conocido más pesado que existe. Es una especie de cangrejo ermitaño cuya habilidad característica es abrir cocos con sus fuertes pinzas para alimentarse con el contenido. Habita en áreas a lo largo del océano Índico y el Pacífico occidental.

Viven entre 30 y 60 años, pesan en torno a 4 Kg, sus patas tienen una embergadura de 1 metro y son capaces de transportar cargas de más de 30 Kg

Su dieta está constituida principalmente por frutos, en especial cocos e higos. Igualmente devora cualquier materia orgánica, incluyendo hojas, frutas en descomposición, huevos de tortuga, cadáveres de animales y sus caparazones. También son capaces de comer animales que sean lentos para huir, como tortugas marinas jóvenes. Durante un experimento se observó que devoraba hasta ratas de Polinesia.

Una avispa que transforma a las cucarachas en zombies

En el mundo animal el abanico de venenos es muy extenso, y cada uno actua de una manera. Los hay que coagulan la sangre de la víctima, los que provocan paros cardiacos, los que paralizan el cuerpo, los que infestan heridas, etc. Pero hay un arma biológica que va mas allá de todo esto: la picadura de la avispa esmeralda que convierte a sus víctimas en zombies.

La avispa Esmeralda (ampulex compressa) característica de ambientes tropicales, no pica a las personas, ni a sus enemigos, sino a los huespedes de sus larvas: las cucarachas. Le inocula primero un veneno que ralentiza a la cucaracha, tras ello, con una precisión de cirujano, inyecta su agijón directamente en el cerebro con el cual la cucaracha queda paralizada pero capaz de movimientos automáticos. La avispa arrasta a la cucaracha a un nido donde introduce sus larvas dentro de la cucaracha zombie y la encierra en su nido improvisado. La cucaracha está viva cuando la larva comienza a comérsela por dentro, días más tarde, una nueva avispa está preparada para seguir con tan escabrosa labor.

Un crustáceo capaz de dar puñetazos con la fuerza de una bala

Los estomatópodos (Stomatopoda) son unos crustáceos conocidos como "Mantis Marina" por su parecido a su homólogo terrestre, aunque poco tienen que ver con éste más que sus colores y su forma.

Pero lo que hace a este crústaceo especial es su capacidad de golpear. El 'puño' de la mantis marina, con el que puede romper incluso el vidrio de los acuarios, acelera bajo el agua más que una bala del calibre 22 y es más duro que cualquier material sintético compuesto, según un estudio científico publicado esta semana por la revista Science. Aunque el golpe inicial falle, la onda de choque resultante puede ser suficiente para aturdir o hasta matar a las presas. En esta simpática infografía traducida por Carolina Jimenez se resaltan estas y sus otras increibles cualidades

En este video unos japoneses enfrentan al crustáceo contra otros animales marinos, absteneros los sensibles

¡Si te ha gustado este artículo recuerda compartirlo!