1.- Estado de ánimo: expertos han demostrado que convivir con mascotas reduce los niveles de ansiedad y mejora el estado de ánimo en personas con depresión. El hecho de tener que cuidar de alguien aporta una motivación y disfrutar de la compañía de un animal elimina la sensación de soledad. Se ha comprobado que acariciar a una mascota durante 10 minutos relaja y produce endorfinas.

2.- Es tu mejor amigo: entre el grupo de personas que tiene perros se ha llegado a la conclusión de que sus índices de colesterol y obesidad son más bajos, ya que, gracias a la necesidad del perro de realizar paseos a diario, sus dueños caminan y se ejercitan más.

3.- Mejores relaciones públicas: el perro es un elemento socializador, actúa como intermediario entre el amo y otras personas. Por tanto, ayuda a desarrollar la capacidad de relacionarse en la sociedad.

4.- Te cuidan como a nada en el mundo: por su naturaleza las mascotas siempre van a cuidar de sus amos, pero si se les entrena profesionalmente pueden también llegar a detectar subidas de azúcar, ataques epilépticos e incluso diversos tipos de cáncer.

5.- Te hacen más divertida la vida: cualquiera que sea tu mascota, ya sea un perro, un gato o un caballo, tendrás una vida más divertida llena de actividades como juegos, largos paseos al aire libre y un amigo fiel que siempre te acompañará.

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
www.pixabay.com