Cuando escuchamos la palabra ensalada, inevitablemente tendemos a asociarla con otra aún más aburrida si cabe: lechuga.

Si estáis cansados de comer siempre las mismas ensaladas y queréis incluir un poco de variedad, aquí os mostramos 5 alternativas, todas ellas sanísimas y, como dato importante, ninguna incluye lechuga.

Ensalada cremosa de pasta de calabacín

Ingredientes

– 3 calabacines italianos pequeños o uno grande
– 1 tomate romano
– 1/2 aguacate
– 2 cucharadas de perejil fresco picado
– 1 diente de ajo troceado
– 2 cucharaditas de zumo de limón
– 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
– 1 cucharadita de albahaca seca
– 1 cucharada de nueces picadas
– 5 cucharadas de agua

Preparación

1. Cortar los calabacines tan finos como fideos. Podemos ayudarnos de una mandolina.

2. Opcional: hervir los tallarines de calabacín durante 2 minutos para ablandar. Reservamos el agua para la salsa.

3. Ponemos los tallarines de calabacín en un bol y le picamos el tomate.

4. Salsa: echamos el aguacate, perejil, ajo, jugo limón, aceite oliva, albahaca, nueces y el agua. En una licuadora mezclamos todo hasta que quede una mezcla suave.

5. Vertemos la salsa sobre los tallarines de calabacín y el tomate. Mezclamos y servimos, o también podemos refrigerar para el día siguiente.

Ensalada de espárragos, chalota y huevo frito

Ingredientes

– 1 cucharada de aceite de oliva
– 1 chalota mediana, cortada en finas rodajas diagonales
– 1/2 manojo de espárragos verdes frescos (unos 8 tallos)
– Sal
– 1/8 cucharadita de pimienta molida
– 2 tazas de rúcula
– 1 tomate grande cortado en cubos
– 15 gr. de queso feta, desmenuzado
– 1 limón, solo el jugo
– 1 cucharada de perejil, picado en trozos grandes
– 2 huevos grandes

Preparación

1. Cortamos el extremo de los espárragos para deshacernos de la parte leñosa. Con un pelador de verduras y retirando el extremo de la raíz, cortamos los espárragos en tiras finas (6-8 tallos grandes deben producir al menos una taza)

2. En una sartén antiadherente grande, calentamos 2 cucharaditas de aceite a fuego medio-alto. A continuación añadimos la chalota cortada y cocinamos durante 1 min. hasta que se haya suavizado. Después añadimos las cintas de espárrago y sazonamos con la sal y la pimienta. Cocinamos por dos minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que el espárrago quede al dente. Transferimos los espárragos a un tazón mediano y le agregamos rúcula, tomate picado, queso feta, jugo de limón y el perejil. Mezclamos.

3. En la misma sartén dejamos el aceite restante y calentamos, a fuego medio. Echamos el huevo para freírlo, con un poco de pimienta recién molida. Bajamos el fuego. Dejamos 2 o 3 min. hasta que la clara esté completamente opaca y los bordes empiecen a dorarse.

4. Transferimos la ensalada de espárragos a un recipiente y cubrimos con el huevo.

Ensalada de pepino y fresas con semillas de amapola

Ingredientes para 4 raciones

– 2 pepinos grandes, cortados en finas rodajas
– 4 tazas de fresas cortadas
– 1/2 taza de queso feta, desmenuzado
– 1/2 taza de aderezo de semillas de amapola (se vende hecho)

Preparación

1. En un tazón grande, mezclamos los pepinos y las fresas cortadas.

2. Dividimos en 4 platos y extendemos un poco de peso feta en casa uno. Vertemos dos cucharadas de aderezo sobre cada ensalada y servimos.

Ensalada de legumbres con albahaca y tomates secos

Ingredientes

– 425 gr. de garbanzos cocidos
– 425 gr. de frijoles cocidos
– 1 taza de verduras picadas a elegir (como por ejemplo: pepino, brócoli, coliflor, tomate, calabaza de verano, judías verdes y espinacas)
– 1 cucharada de perejil picado
– 1 cucharada de albahaca picada
– 2 cucharadas de aceite de los tomates secos
– 8 tomates secos picados
– 1 o 2 cucharadas de vinagre balsámico
– 1/4 o 1/2 cucharadita de sal

Preparación

1. Enjuagamos las legumbres y quitamos el exceso de agua

2. Combinamos todos los ingredientes en un bol y servimos. Comenzaremos primero con pequeñas cantidades de vinagre y sal para ponerlo a nuestro gusto.

Ensalada de pimiento asado y maíz con queso de cabra

Ingredientes

– 2 mazorcas de maíz
– 1 pimiento rojo

Para el aderezo

– 1 diente de ajo picado
– 1/4 taza de queso de cabra
– 1 cucharadita jugo limón
– 1/2 cucharadita de chile en polvo
– 1/4 cucharadita de pimienta de cayena
– 1 cucharada de crema agria
– 1 cucharada mayonesa
– 1 o 2 cucharadas de leche
– 1/2 cucharadita de cilantro picado
– Sal y pimienta

1. Remojamos el maíz con la cáscara en agua fría durante 8 o 10 horas.

2. Asamos juntos el maíz y el pimiento rojo en el horno, a una temperatura de 200ºC durante una hora. Las mazorcas las colocaremos directamente sobre la rejilla del horno, con la cáscara. El pimiento sobre una bandeja con papel de aluminio y tendremos que rotarlo cada 15 minutos.

3. Pelamos y cortamos el pimiento en rodajas finas.

4. Retiramos la cáscara de las mazorcas y sacamos los granos de maíz.

5. Ponemos el maíz y el pimiento en un tazón.

6. Batimos los ingredientes del aderezo hasta conseguir una textura suave. Añadimos leche hasta conseguir la consistencia deseada.

7. Vertemos el aderezo sobre las verduras y servimos.

Artículo por La Voz del Muro.

Fuentes: thespicetraintheminiaturemoosewithsaltandwitBuzzfeed

Publicado en Cocina