La flora y fauna de nuestro planeta es extensa y variopinta. En más de una ocasión nos sorprendemos al ver ciertas especies animales que superan con creces nuestra imaginación. Aunque en esto de formas extrañas y cautivadoras, el mundo vegetal se lleva la palma.

Sea cual sea el aspecto que tenga, si ha llegado hasta nuestros días es por la perfecta simbiosis y adaptación que tiene con su medio ambiente.

Y si los árboles han llegado hasta nuestros días variando tan poco su aspecto esencial ¿por algo será?. Todos sabemos los útiles y necesarios que son en el equilibrio del ecosistema mundial, pero a veces no está de más recordarnos un poco el porqué de esta necesidad.

Los árboles no son ninguna broma

Los árboles son un bien abundante que cubre una gran parte de nuestras necesidades. En pleno siglo XXI la industria maderera sigue siendo una de las más importantes a nivel global. Sillas, mesas, butacas, puertas, etc. casi todas están hechas con este material.

No solo dan madera

Si, la madera que nos pueden proporcionar es un material super útil pero vivos hacen muchas más cosas por nosotros. Limpian el aire que respiramos y filtran el agua que bebemos. Además ayudan a combatir el calentamiento global, y mantienen la temperaturas de nuestras ciudades y bosques atrapando el calor o enfriando la zona dependiendo de la época del año.

Todo esto ya lo sabemos, pero a continuación os vamos a enumerar 5 maneras más que tienen los arboles de mejorar nuestra vida.

1- Nos ayudan a un nivel psicológico inimaginable

por que los arboles son tan necesarios 3

Foto: EME

Diversos estudios que abarcan desde Canadá a España han dado muestras y evidencias de que vivir cerca de una gran masa forestal puede tener un efecto positivo en nuestra salud mental, bienestar, atención y memoria.

En realidad es difícil demostrar si esto es debido a la presencia de árboles o a la disminución de contaminantes a los que estamos expuestos. De cualquier manera estos 2 factores están bastante relacionados.

Existe un grupo de investigadores que piensan que esta relación con los arboles va un paso más allá de la simple limpieza del aire. Stephen Keller, co-editor del libro “La hipótesis de Biophilia” dio una explicación de está idea utilizando a un oficinista cómo ejemplo.

 “¿Por qué las personas que se encuentran en ambientes sin ventanas experimentan la mayor tasa de ausentismo laboral? ¿Por qué estas personas (gente en oficinas sin ventanas) son las primeras en poner plantas en su entorno? Tienen una calendario con imágenes de bosques o una planta en una maceta. Mucha de estas cosas son una forma intuitiva e instintiva de buscar un ambiente mejor.”

2- ¿Sabías que hay menos robos en los sitios con árboles?

Un estudio en Baltimore en el año 2012 demostró que las zonas con mayor concentración de árboles en sus calles tienen menos crímenes, aun teniendo en cuenta factores cómo situación económica y posición social. El resultado era, aproximadamente, un 40% menos de incidentes.

Muchos habríamos pensado lo contrario, que los arboles ocultan a todo aquel que quiera cometer fechorías, pero nada más allá de la realidad.

La disminución de los crímenes sucede porque al haber más arboles en las calles, más gente sale a pasear, por lo que son calles más transitadas. Esto hace que la posibilidad de cometer un crimen sin ser descubierto se limite considerablemente.

3- Combaten contra nuestra pereza

Un estudio en Toronto determino que la gente que vive en zonas con más cantidad de arboles y zonas verdes tienen una mayor predisposición a salir a la calle y llevar a cabo actividades físicas.

La forma de cuantificar los beneficios que los árboles nos producen fue presentado y medido de una forma bastante curiosa por los científicos. Dividieron una ciudad en zonas cuadradas y determinaron cuántos arboles hacían falta y a qué se asemejaría esta mejora.

Por ejemplo, vivir en una cuadrícula con 10 arboles más que la media produciría un efecto en la salud igual que un aumento de 10.000$ anuales en el salario, nos haría sentir 7 años más joven o nos encontraríamos igual que si viviésemos en un barrio de más alto poder adquisitivo y así progresivamente.

4- No dan dinero, pero nos ayudan a ahorrar

Todos habréis oído esa frase de “el dinero no crece en os arboles” bueno, pues a lo mejor era más equivocada de lo que pensábamos.

Según un estudio realizado en 2002 por la revista Environmental Pollution llegó a la conclusión de que una serie de árboles bien colocados puede ahorrarnos un 25% de la energía que gastamos a la hora de calentar o enfriar nuestros hogares.

Pero no solo ahorran dinero en calefacción, también lo hacen en los costos de la atención médica. Una investigación realizada por el Servicio Forestal de Estados Unidos determinó que la mejora de la calidad del aire que producen los árboles tenían un impacto directo en la salud pública, llegando a ahorrar 7.000 millones de $ en tratamientos para los trastornos respiratorios agudos.

5- Y son bonitos

No es el punto más importante de todos, pero nadie puede negarnos de que estas enormes bestias vegetales son una delicia para la vista.

Secuoyas gigantes

Arce rojo

Sauce llorón

Jacaranda

Baobab o Adansonia

Cerezo el flor

por que los arboles son tan necesarios 13

Foto: Cjbvii

Abedul

Cipreses

Dracaena cinnabari o Sangre de Dragón

Magnolia

Lal Bagh

Cómo hemos dicho, los arboles no son ninguna broma. Cubren casi un tercio de los continentes. La selva amazónica brasileña está considerada el pulmón del planeta y es hogar de más de la mitad de las especies animales del mundo, pero poco a poco está siendo deforestada.

Si quieres ayudar a la conservación de los arboles, puedes hacerlo con pequeños gestos como comprar productos producidos de manera sostenible y apoyar los proyectos contra la deforestación que se lleven a cabo en tu comunidad. Contribuirás a evitar la desertización del planeta.

Fuente: Up worthy traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Animales