Girard_yann_1

A veces no encontramos la motivación suficiente para abordar todo aquello que teníamos planeado o lo que nos hubiese gustado llevar a cabo en un futuro. La falta del tiempo, desinterés, pereza o, simplemente, las circunstancias del momento pueden hacer que abandonemos todos esos sueños que siempre nos hubiese gustado realizar. Pero hoy se acabaron las excusas, pues todo es posible.

Y es que siempre buscaremos motivos para no hacer algo. Para no empezar a escribir esa novela, para no iniciar ese blog, para no empezar a trabajar en esa idea que nos ronda la cabeza, para no tener que devolverle la llamada, para no ir a hablar con él/ella… Siempre.

Yann Girard ha estado trabajado con cientos de empresarios durante los últimos años, convirtiéndose en el orador principal de múltiples conferencias y en el escritor de 6 libros. A pesar de su corta edad, sus consejos han guiado a cientos de personas por el camino hacia el éxito. “Digo la verdad y escribo ensayos sobre formas de patearle el culo a la vida, sobre negocios y empresarios. También construyo negocios online y ayudo a otros a construir los suyos propios“, comenta en su web.

Pero queríamos hacer especial énfasis en una de las entradas más recientes de uno de sus blogs, llamado Thought Pills o, si lo preferís, Pastillas de Pensamiento, en la que cuenta cómo 5 minutos diarios son suficientes para conseguir todo aquello que nos propongamos:

Un día es suficiente para empezar cualquier cosa.

Ese blog con el que has estado soñando.

Ese libro que siempre has querido escribir.

Ese instrumento que te hubiera gustado aprender a tocar.

No se necesita nada más que eso para empezar.

5 minutos al día realmente son suficientes para empezar.

No dejéis el trabajo para empezar. Mantenedlo todo el tiempo que podáis, hasta que os despidan (que podría suceder tarde o temprano de todas formas).

Simplemente trata de dedicar 5 minutos al días a aquello que te gustaría hacer.

A continuación, ve añadiendo un minuto más diariamente.

Para el resto de tu vida.

Hasta que un día terminarás haciendo únicamente cosas que te gustan, las cosas que te interesan.

Pero tened en cuenta que no se pasa de 0 a 100 en un día.

Primero hay que ir del 0 al 1, y luego del 1 al 2.

Hasta que, tal vez un día, podáis alcanzar el 100.

Vía: medium, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.

Publicado en Miscelánea