Existen varias candidatas para ser las nuevas ciudades fantasmas en el siglo XXII. Desde la antigüedad, muchas han sido las ciudades que han ido desapareciendo por diversos motivos, pero principalmente, por las guerras o catástrofes naturales. Terremotos, volcanes, emigración por la crisis económica o tsunamis, podrían ser algunos de los motivos que hiciesen que estos lugares tan emblemáticos desapareciesen.

Continuamente se están elaborando estudios para frenar las catástrofes, aunque muchas de estas ciudades están destinadas a desaparecer al igual que lo hicieron sus predecesoras en la antigüedad. Aunque no hace falta remontarse tan lejanamente, pues uno de los ejemplos más cercanos que tenemos es el de la ciudad de Chernobyl, desolada y abandonada por la terrible catástrofe nuclear.

Sea como fuere, si vives en alguna de estas ciudades, replantéate seriamente si quieres seguir allí, aunque de aquí al año 2.100 tienes tiempo para pensártelo detenidamente. Veamos cuáles son las 6 ciudades que posiblemente desaparezcan para el siglo que viene:

1. San Francisco

ciudades_desaparecidas_2100_1

La ciudad de San Francisco es la sede de los terremotos por excelencia. Investigaciones de los sismológicos de la Universidad de California, aseguran que con un 90% de posibilidades, habrá un terremoto de 7,5 grados en las escala Richter, alrededor del 2086 y a consecuencia de la falla de San Andrés, que asolará la ciudad por completo como ocurrió en 1906. Se estima que podrían morir hasta 15.000 personas.

ciudades_desaparecidas_2100_2

En las fotografías (arriba y abajo) podemos ver el terremoto de 1906, que destruyó la ciudad casi por completo. Según estudios de 2005, en el seísmo murieron alrededor de 3.000 personas y más de 225.000 perdieron sus casas. A este tipo de terremotos se les conoce con el nombre de “Big One”.

ciudades_desaparecidas_2100_3

Una catástrofe sin parangón que se está trabajando para que puedan evitarse futuros daños cuando acontezca el terremoto.

2. Detroit

ciudades_desaparecidas_2100_4

La ciudad de Detroit ha pasado de ser en los últimos 100 años, desde que Henry Ford abrió la industria automovilística en la ciudad, la meca de la industria del automóvil a una ciudad fantasma. Grandes empresas como la Ford, Chrysler o General Motors tenían su sede en esta gigantesca urbe, que conllevaron a un aumento astronómico de la población que en 1950 superaba el millón y medio de habitantes.

ciudades_desaparecidas_2100_5

Actualmente la población ha bajado más de la mitad a consecuencia, principalmente de la crisis económica. Se supone que la población disminuirá lentamente pero de manera continuada, al menos hasta el año 2030. La tasa de desempleo en la ciudad es del 14,6% (agosto de 2014) y va en aumento, al igual que crecen los suburbios alrededor del núcleo de la urbe.

ciudades_desaparecidas_2100_6

La crisis económica, que ha dañado con creces a las grandes empresas, la deslocalización, que ha hecho que muchas de estas empresas se vayan directamente de la ciudad, y algunos factores más, han dado resultado a que se produzca este éxodo masivo. Si continúa esta tendencia, podría ser que en el 2.100 Detroit se convirtiera en una ciudad fantasma.

3. Venecia

ciudades_desaparecidas_2100_7

Un estudio realizado por la Universidad de San Diego de California ha desvelado que la mítica ciudad de los canales se hunde a un ritmo vertiginoso de 4 mm anuales, lo que significa que en los próximos años el nivel del agua podría aumentar, sino se hace nada, hasta cuatro centímetros. En los últimos 100 años Venecia ha caído hasta 24 centímetros.

ciudades_desaparecidas_2100_8

Pero la cosa es susceptible de empeorar. Los investigadores utilizaron imágenes de alta resolución vía satélite, que permiten detectar los movimientos de cada edificio a escala muy pequeña.

Este análisis ha demostrado que las zonas que más se hunden están situadas junto a los canales, y que las olas generadas por el tráfico de embarcaciones contribuyen a erosionar sus paredes y los cimientos de los edificios.

ciudades_desaparecidas_2100_9

El proyecto Moisés es un sistema de diques destinado a frenar las inundaciones regulares que ponen en peligro la integridad arquitectónica de la Ciudad de los Canales. Hace unos días se probó parte del proyecto que está terminado y fue un rotundo éxito.

4. Ciudad de México

ciudades_desaparecidas_2100_10
Desgraciadamente, cada año, la Ciudad de México se hunde 10 centímetros que resultan imperceptibles para el ojo humano. En los últimos 10 años se ha hundido un metro y en todo el siglo pasado diez.

ciudades_desaparecidas_2100_11

La causa principal se debe a la sobreexplotación de los acuíferos. La ciudad se encuentra sobre este acuífero, que es también la principal fuente de agua de la ciudad. El suelo está compuesto por montmorillonita, un silicato arcilloso que se expande con el agua y que se contrae por la falta de líquido.

Aproximadamente el 72% del consumo de agua de la ciudad se extrae de estos acuíferos subterráneos, y tan sólo la mitad se recupera de nuevo con las lluvias, las cuales no logran penetrar hasta los mantos subterráneos debido a que las estructuras creadas por el hombre (edificaciones, parques, plazas, etc.) crean impermeabilidad.

ciudades_desaparecidas_2100_12

“Es necesario reasentar las principales áreas urbanas teniendo en cuenta las actuales condiciones del subsuelo. Si no se hace y la ciudad se hunde 20 metros más, la situación será irreversible”, confirma el investigador René Chávez Segura.

5. Nápoles

ciudades_desaparecidas_2100_13

Nápoles vive en constante amenaza por el volcán Vesubio, que ha estado inactivo desde 1944. El período actual de calma es el más largo desde hace 500 años. Los vulcanólogos afirman que cuanto más tiempo esté sin erupcionar, más peligrosa será la siguiente.

POMPEII - The Last Day

La ciudad de Pompeya, una de las ciudades más ricas del antiguo impero romano, fue completamente destruida por este titán de fuego. La erupción tuvo lugar en el año 79 d.C. y no sólo destruyó Pompeya, sino que también arrasó la cercana ciudad de Herculano. En el año 472, la Europa meridional quedó cubierta por sus cenizas, y en 1631 se produce una erupción muy violenta, llegando sus cenizas hasta la ciudad de Estambul, y así hasta 17 veces más hasta su actual período de actividad.

ciudades_desaparecidas_2100_15
Fotografía de la erupción del Vesubio en 1944

El geólogo Michael F. Sheridan, de la Universidad de Buffalo afirmó que:” “Los modelos computacionales muestran que la fuerza de una futura explosión sería devastadora en un radio de 12 km, y que afectaría incluso a la resistencia de los edificios antisísmicos”.

6. Tombuctú

ciudades_desaparecidas_2100_16

Esta ciudad milenaria, situada en Mali, fue fundada por los tuaregs en el año 1.100 de nuestra era. Durante el siglo XV y XVI fue uno de los centros de educación islámica más importantes, pero hoy se encuentra amenazada por la desertificación.

ciudades_desaparecidas_2100_17

En las últimas décadas la temperatura ha subido 1,4ºC, y se espera que siga subiendo. Del mismo modo, la arena traída por el abrasador viento llamado harmattan, penetra varios metros en la ciudad anualmente. Algunas zonas ya están parcialmente cubiertas, y la Unesco advierte del riesgo de que la ciudad acabe engullida por la arena.

ciudades_desaparecidas_2100_18

La desertificación se ha convertido en un problema muy importante en los países del sur del continente africano, ya que las dunas de arena le están ganando terreno a las tierras fértiles. En algunas zonas del país la Agencia de Cooperación Internacional japonesa ha estado ayudando con la plantación de árboles, la mejora de las técnicas de agricultura y ganadería y la producción, la mejora de las habilidades de gestión financiera y el comercio a pequeña escala, la creación de nuevos puntos de agua, el fortalecimiento de las actividades de las mujeres, la producción de abono natural local y mejorar la atención de salud local.

Fuente: funfreshen, jica, lainformacion, rincondelvago, sge, distractify

Publicado en Cultura y ocio