Con el paso de los años, las enfermedades van cambiando lo mismo que cambia la sociedad y sus costumbres. La higiene, por ejemplo, es mucho mejor ahora que hace años. Prestamos atención al aseo personal y evitamos con ello muchas enfermedades que antiguamente estaban estrechamente ligadas a la falta de higiene.

Las vacunas son también un factor importante en la desaparición de ciertas enfermedades. Aunque la mayoría de nosotros conocemos que era la peste negra o la viruela, seguro que estos ejemplos de enfermedades erradicadas se nos escapan.

Los dientes que explotan

enfermedades-antiguas1

En la década de 1800 era común que algún diente explotara, literalmente, a raíz de los materiales usados por los dentistas de entonces, como los metales y gases usados en los empastes. Lo que comenzaba con un terrible dolor, acababa con la explosión de un diente. Tal cual.

La clorosis

enfermedades-antiguas2

Durante el siglo XVIII, la clorosis, que se derivaba de la anemia, afectó a gran parte de la población. Sobre todo a mujeres jóvenes, llevándolas a sufrir agotamiento y piel verde. Como también provocaba que las mujeres dejasen de menstruar, esta enfermedad se conocía como ‘la enfermedad de la virgen’ y era atribuida a la castidad.

Enfermedad Hotel Nacional

enfermedades-antiguas3

Esta enfermedad tenía síntomas tales como lenguas hinchadas o una diarrea insoportable. Este mal se hizo famoso por afectar a los que visitaron el hotel Nacional en Washington, DC, en la década de 1850.

Ya que estaba ubicado en la capital del país, afectó a un gran número de políticos y diplomáticos.

Fosfonecrosis

enfermedades-antiguas6

Antes de su prohibición en 1906, los trabajadores de las fábricas de cerillas sufrían graves daños por la peligrosa sustancia química que llevaban los fósforos. Esta sustancia hizo que los trabajadores sufrieran amputación de mandíbula, pues esta enfermedad hacía que la mandíbula empezara a crecer desmesuradamente fuera de la cara de la víctima.

La plaga de Atenas

enfermedades-antiguas4

A partir de 430 aC, justo en el momento en que los atenienses pensaban que podían ganar la guerra del Peloponeso, la ciudad de Atenas fue devastada por una enfermedad. La plaga de Atenas es como se conoce al mal que hacía que la gente sangrara y defecara con violencia. Incluso los espartanos, famosos por su valentía y brutalidad, huyeron de la ciudad cuando vieron toda esa infección de órganos.

Ilusión de cristal

enfermedades-antiguas5

En la década de 1400 hubo un trastorno psicológico que hacía que la gente pensara que eran de vidrio. Temían romperse en pedazos si se movían. El rey Carlos VI de Francia fue una de las primeras personas que la padeció. Algunas personas sugieren que la enfermedad se propagó a causa de lo que podríamos describir hoy como una obsesión por la cultura de la celebridad.

Fuente: Boredomtherapy

Publicado en Salud