Hay enfermedades que por sus características provocan daño neurológico. Muchas de ellas son hereditarias o genéticas. Sin embargo, se ha reconocido que ciertos hábitos también pueden ocasionar daño cerebral debido a que matan tus neuronas y/o alteran su actividad.

Para cuidar tu salud mental, te presentamos algunos hábitos y factores que debes evitar:

1. No desayunar

Cuando despertamos, luego de un ayuno de 6 a 8 horas, el cerebro requiere energía para llevar a cabo todas las funciones, pero si no se le brinda la adecuada cantidad de proteínas, vitaminas y nutrientes, se genera daño estructural. Esto implica la muerte de neuronas por falta de energía y sobrecarga de trabajo.

Tampoco ayuda pasar más de 3 a 4 horas antes de consumir alimento durante el día. Pequeñas comidas saludables regulan tus niveles de insulina, correcta irrigación sanguínea y aseguran la ingesta de nutrientes durante el día. 

2. Estrés

El estrés mata neuronas, e incluso, evita que se formen nuevas en el hipocampo. Según una investigación publicada en el Journal of Neuroscience, el estrés agudo sólo permite que las neuronas nuevas sobrevivan tan solo unos días.

3. Hipertensión

La presión sanguínea alta debilita las pequeñas arterias del cerebro, lo que puede desencadenar daño neuronal. Según un estudio de la Universidad de Alabama, publicado en la revista Neurology, la pérdida de neuronas está asociada a la hipertensión y causa problemas de memoria especialmente después de los 45 años. 

El ejercicio aeróbico es claves para mantener la presión sanguínea en valores normales. Si no tienes buena condición, puedes empezar con caminar vigorosamente diariamente durante media hora. 


4. No dormir bien

La falta de sueño por periodos prolongados acelera la pérdida de células del cerebro. Además, dormir con la cabeza cubierta aumenta la concentración de dióxido de carbono y disminuye el oxígeno, causando efectos adversos a nuestro cerebro.

Intenta establecer una rutina al final del día que promueva el sueño. Desconéctate de dispositivos electrónicos que interrumpen el proceso del sueño debido a la luz azul que emiten. Toma un baño relajante, escucha música suave, medita y vigila que duermas las horas necesarias según tu edad y condición física. 

5. Fumar

Este mal hábito causa la disminución del tamaño cerebral y además promueve la aparición de Alzheimer. Un estudio de la Universidad de Northumbria en Inglaterra revela que fumar origina pérdida de memoria gradual que puede revertirse simplemente al dejarlo.

6. Comer azúcar y grasa en exceso

El exceso de comida genera una circulación lenta y poco oxigenada al cerebro. Además, un alto consumo de azúcar interrumpe la absorción de proteínas y nutrientes necesarios para la creación de nuevas neuronas.

Por otra parte, si nuestra dieta incluye demasiadas grasas saturadas y colesterol, el cerebro se inflama, la función nerviosa se altera y la memoria de trabajo o memoria inmediata se reduce, según un estudio publicado en la revista Journal of Alzheimer’s Disease.


  Para prevenir daño neurológico y mantener las funciones cognitivas del cerebro en buen estado, es importante hacer pequeños cambios diarios en tus hábitos, debido a que pueden hacer una gran diferencia. Una dieta rica en antioxidantes, ejercicio, aprender cosas nuevas y tener una vida social enriquecedora son puntos a enfatizar para fortalecer nuestras capacidades mentales.  

   

    

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://fgbt.org/Health-Tips/5-bad-habits-that-damage-your-brain.html
http://www.bostonmagazine.com/health/blog/2012/10/05/improve-brain-health-decrease-risk-dementia/