Dejar que los niños pinten libremente es una de las maneras más sencillas de fomentar su creatividad. Pero si quieres convertirlo en algo realmente divertido, aquí tienes 6 ideas para que pintar sea una fiesta:

1. CREA TUS PROPIOS PINCELES

Olvídate del resultado final para centrarte en el proceso creativo: usa pinzas de tender la ropa como base y juega con las texturas que aportan distintos materiales.

Elementos naturales, textiles, papeles variados… Aquí encontrarás una propuesta de objetos con los que experimentar 

 

2. RECETA DE PINTURA EN RELIEVE

¿Qué te parece mezclar una pizca de cocina, un rato de dibujo y un final sorpresa? La Pintura en Relieve Casera es todo eso y algo más: un Plan Perfecto para una tarde creativa con tus peques.

Apunta la receta y sorpréndeles calentando su dibujo en el microondas para que adquiera volumen.

 

3. ESTAMPA CON SELLOS

¿Sabes que puedes crear tus propios sellos con un trozo de cartón y goma EVA? Usa pegatinas con relieve o recorta tus propias formas, pégalas a un trozo de cartón… ¡y a estampar!

Aquí encontrarás un truco para crear un sello con tu nombre y una idea para estampar todo un libro con esta técnica.

 

4. PINTURA MARMOLADA. 

Ponte el gorro de científico y mezcla colores con la pintura marmolada.

Aquí encontrarás dos técnicas facilísimas para imitar el veteado del mármol a todo color.

 

5. DIVIÉRTETE CON LA FRUTA

Convierte la fruta en sellos: tan sencillo como cortar, pintar y estampar.

Prueba a cortar una misma fruta en horizontal y vertical, juega con las hortalizas y descubre lo divertidas que pueden resultar las frutas y verduras 😉

 

6. RECICLA TUS VIEJAS CERAS

Y por último, una idea para reciclar los mil pedacitos de ceras que se van acumulando en el fondo del estuche: Trocéalas, ponlas en moldes de silicona, hornea y… disfruta de tus nuevas ceras. Aquí encontrarás el tutorial detallado.

 

¡Que empiece la fiesta!

Publicado en Familia
Fuentes consultadas:
http://www.happyprojectsdesign.com