Si has probado te todo y no consigues eliminar la caspa, seguro que estos remedios caseros son la respuesta que estabas pidiendo a gritos:

Alholva

La alholva es una planta que se utiliza comúnmente como especia, particularmente en la cocina hindú. Sin embargo, también sirve para fines medicinales, pues posee una composición rica en proteínas y aminoácidos, que estimula el crecimiento saludable del cabello evitando descamación en el proceso. Su alta concentración de lecitina (un emoliente natural) puede ayudar a hacer más fuerte el pelo en general.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de alholva
  • un recipiente con agua
  • mortero para moler las semillas

Instrucciones

Pon en remojo las semillas durante la noche. A la mañana siguiente, muélelas hasta obtener una pasta fina que posteriormente debes aplicar en el cuero cabelludo durante 30 – 45 min. Después lava tu cabello con tu champú habitual y acláralo con agua tibia.

Hojas de neem

Las hojas de neem funcionan como un remedio natural casero fantástico para tratar la caspa. Sus propiedades no solo alivian el picazón, sino que actúan como un antifúngico.

Ingredientes

– 2 puñados de hojas de neem

– 4-5 tazas de agua caliente

Instrucciones

Distribuye los dos puñados de hojas en neem en las tazas de agua caliente y deja que reposen durante la noche. A la mañana siguiente, utilizar el líquido para enjuagarte el cabello. También puedes hacer una pasta con las hojas, aplicarla sobre el cuero cabelludo y dejarla ahí durante una hora antes de lavarte el pelo.

Listerine

everydayroots

Listerine fue creado en 1879 por un médico en Missouri, y usado como antiséptico quirúrgico por los dentistas. Cuando el médico lo vendió a una compañía farmacéutica, Listerine se convirtió en el primer enjuague bucal sin receta vendido en EE.UU. En los años 30 y 40, uno de sus propósitos originales era también combatir la caspa. Puede que suene raro pero, teniendo en cuenta que Listerine es muy efectivo contra los hongos y que una de las causas más comunes de la caspa es la sobreabundancia de estos, quizá sea el remedio que necesitas.

Ingredientes

  • Agua
  • Listerine (que no sea ni azul ni verde, ya que podría teñir el cabello)
  • Bote con atomizador (opcional)

Instrucciones

Mezclar 2 partes de agua con 1 de Listerine. Después de lavar el pelo con champú, vierte esta solución sobre tu cuero cabelludo y masajea bien. Deja que repose durante 30 min antes de enjuagar.

Vinagre blanco

Enjuagar el cabello con vinagre (específicamente vinagre de manzana o vinagre blanco) puede que suene espantoso, pero puede ser una buena manera de tratar la caspa ya que se ocupa de la raíz del problema. La caspa es el resultado de la piel de las células que maduran y mueren demasiado rápido, las cuales se acumulan y causan irritación. El vinagre se deshace de este exceso de piel que se desprende, sin tapar los poros y agravar el problema. Un crecimiento excesivo de hongos también puede causar caspa, y el vinagre actúa como un fungicida. El único problema es que el pelo te olerá un poco a vinagre hasta que te duches, pero desaparece.

Ingredientes

  • 1/2 taza de agua tibia
  • 1/2 taza de vinagre blanco
  • Un recipiente

Instrucciones

Mezclar el agua tibia y el vinagre en el recipiente. La cantidad total puede variar, dependiendo de la cantidad de pelo que tengamos. Vierte la mezcla sobre el cabello, frotando suavemente durante varios minutos y después enjuagar bien con agua. Espera entre 8 y 12 horas antes de volver a lavar el cabello. Repite el proceso una vez o dos por semana, dependiendo de la frecuencia con lo que lo necesites.

Luz solar

No se sabe exactamente por qué, pero existen vínculos entre la caspa y la exposición a la luz del sol. Ha habido muchos casos en los que una caspa severa disminuía cuando la persona afligida pasaba más tiempo al sol. Tal vez el sol ayude a eliminar el exceso de grasa del cuero cabelludo, pero cualquiera que sea la razón hace que merezca la pena de probar puesto que es el remedio más económico que probar.

Instrucciones

Pasa al menos 10 o 15 minutos al sol todos los días que puedas. Asegúrate de limitar este tiempo, pues demasiado sol y rayos UV pueden ser perjudiciales para la piel, el cabello y la salud en general.

Aspirina

La aspirina puede servir para tratar algo más que los dolores de cabeza. Esta pastilla utiliza un gran porcentaje de ácido salicílico, que es un ingrediente activo de muchos champús anti-caspa comerciales. Este ácido tiene propiedades fingicidas y antimicrobianas que combaten la descamación por hongos. La spirina también ayuda en casos de piel inflamada, que a menudo también está relacionada con los casos severos de caspa.

Ingredientes

  • 2 comprimidos de Aspirina
  • Champú

Instrucciones

Aplasta la aspirina hasta convertirla en polvo. Añádela después a tu champú habitual antes de usarlo, asegurándote de dejártelo aplicado en el cabello durante un par de minutos antes de enjuagarlo.

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://everydayroots.com/dandruff-remedies