La siesta es una de nuestras costumbres más internacionales y, aunque a veces sea tildada de pereza, la ciencia nos ha dado la razón: es un gran reconstituyente físico y mental.

Según el problema que necesitemos abordar, los expertos distinguen entre tipos de siesta diferentes; todos ellos con un tiempo máximo de descanso, después del cual, los efectos positivos desaparecen y el cansancio se acrecenta. 

Cada persona necesita elegir el tipo de siesta de forma personalizada, y no dormir el mismo tiempo que su pareja. 

Aquí tienes los 6 tipos de siesta recomendados y sus efectos sobre nuestro bienestar.

Seis minutos para la memoria

Según los estudios realizados, seis minutos de siesta son suficientes para dar un respiro a nuestro cerebro y mejorar nuestra memoria a largo plazo. Es el típico “coscorrón” de sobremesa, tras el cual podremos encarar jornadas de estudio y trabajo memorísticos con mayor facilidad. 

Veinte minutos para recuperar reflejos

La National Sleep Foundation considera que la siesta de 20 minutos es ideal para mejorar el estado de alerta y la función motora. Una siesta indicada para personas que deben conducir o practicar trabajos motrices durante la tarde. 

Treinta minutos para revertir los efectos negativos de una noche de mal sueño 

¿Has pasado una noche toledana, estuviste de fiesta o los ronquidos de tu pareja no te dejaron dormir? Una siesta de 30 minutos es todo lo que necesitas para recuperar la alegría de vivir tras una mala noche. Media hora de descanso revierte el desarreglo hormonal causado por la falta de sueño, un problema de salud que aumenta el riesgo de padecer obesidad, hipertensión y depresión.  

Cuarenta y cinco minutos para reducir la presión sanguínea

La siesta larga no está indicada para todas las personas, ya que si tu presión sanguínea es óptima te levantarás hecho trizas. En cambio, si eres una persona hipertensa tu presión sanguínea bajará. Este tipo de siesta también está indicada para afrontar periodos de estrés.

Sesenta minutos para resolver problemas

¿Tienes un problema y no encuentras una solución? Duerme una siesta de entre 60 y 90 minutos y levanta listo para afrontar cualquier desafío que se te proponga. Según las pruebas realizadas, el cerebro establece nuevas conexiones en este periodo de tiempo, posibilitando encontrar nuevas soluciones para tus problemas.

90 minutos para impulsar tu creatividad

Pintura, escritura, música, publicidad o ideas de negocio nuevas y espectaculares… La siesta de 90 minutos completará un ciclo de sueño completo y pondrá a las musas de tu parte. También fortalecerá tu salud emocional y la memoria a corto plazo.

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://remedydaily.com/2017/03/12/6-amazing-ways-napping-can-improve-your-health-/
http://io9.gizmodo.com/the-science-behind-power-naps-and-why-theyre-so-damne-1401366016
https://sleep.org/articles/napping-health-benefits/