• Identificar la fuente de las sensaciones

En algunos momentos es posible experimentar sensaciones que el cerebro asigna instintivamente y que en realidad no poseen ningún origen o en el peor de los casos dicho origen carece de sentido, de tal manera que lo que se siente puede ser simplemente un círculo en donde inconscientemente se alteran los estados de ánimo sin ninguna causa o motivo real.

  • Controlar el nivel de profundidad de las emociones

Es importante aprender a clasificar las fuentes que producen las sensaciones, de tal manera que al experimentar cambios en el estado de ánimo, se pueda identificar si la causa o motivo por el cual se genera la inconformidad es coherente con el nivel de profundidad con el que se está experimentando la misma.

  • Determinar los puntos clave de satisfacción

Precisar aquellas experiencias que producen sensaciones de conformidad es fundamental para el bienestar emocional, por lo tanto es necesario comprender en que momento y cual situación puede generar satisfacción con el fin de estructurar hilos conductores de bienestar de tal manera que con el tiempo, se pueda vivir más tranquilamente mediante emociones positivas más constantes.

  • Organizarse en torno a las sensaciones positivas

Después de identificar lo que produce conformidad, es el momento de ordenar la vida en torno todas aquellas cosas que generan bienestar con el fin de poder experimentar la existencia de una forma más tranquila en donde todos los días la conformidad sea el punto de partida.

  • Optimizar la fortaleza mental

Es fundamental adquirir fuerza y consolidar los pensamientos de tal manera que el entorno no afecte en mayor medida el estado de ánimo, para ello es necesario convencerse de las ideas que generan satisfacción y estar seguro de lo que se busca, mediante puntos de referencia trazados que sirvan de guía para el camino.

  • Aumentar el nivel de tolerancia

Es necesario comprender que dentro de la subjetividad no existen las verdades absolutas y que cada quien es poseedor de su verdad en la medida en que tenga coherencia y que no afecte a los demás, en este orden de ideas es clave aprender a tolerar puntos de vista diferentes y aceptar a las demás personas como son.

  • Simplificar las acciones

Cada acción que se realice debe ser coherente con lo que se está buscando y poseerá virtud en el momento en que se materialice generando satisfacción y que a su vez pueda originar un impacto positivo ante el entorno y quienes lo rodean, de tal manera que si poco a poco cada quien aporta un granito de arena, se pueda construir una sociedad con un pensamiento más orientado a la “humanidad”.

El único objetivo lo suficientemente maravilloso para ser verdad es ser feliz.

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://ingsebastianrueda.wixsite.com/coherencianalitica